Ejercicios de memoria para niños | Cómo estimularla » LetsFamily
ejercicios para estimular la memoria de los ninos

Cómo estimular la memoria del niño

En ocasiones nos sorprende la capacidad de nuestros hijos para recordar determinadas cosas. La memoria es algo positivo, y lo mejor es que cuanto más la entrenemos con ellos más memoria tendrán. Esto es algo fácil de lograr mediante ciertos ejercicios de memoria para niños como pueden ser el juego o la realización de actividades cotidianas.

Ejercicios fáciles de memoria para niños

  • Si vamos a poner la mesa, por ejemplo, podemos pedirles que la pongan ellos solos, sin más, en lugar de enumerarles las cosas concretas que tienen que ir colocando. Otra opción es pedirles que adivinen qué falta si ya hemos empezado a hacerlo nosotros.
  • Cuando son un poco mayores, por ejemplo, a partir de los 6 ó 7 años, podemos pedirles que piensen cada tarde qué tienen que meter en la mochila, en lugar de hacerlo nosotros, de cara al día siguiente. A partir de primero de primaria habrá días que tengan que llevar chándal, otros no. En algunos colegios hay días concretos que almuerzan fruta o un lácteo. Es bueno que ellos estén pendientes de toda esta información cotidiana. Les ayudará a ejercitar la memoria, pero también la autonomía.
  • Cocinar suele divertirles mucho. Un ejercicio de memoria sencillo para niños relacionado con la cocina es que una vez que hayamos terminado el bizcocho o la ensalada preguntarles si recuerdan qué ingredientes hemos utilizado.
  • Aprender refranes, canciones y poesías sencillas son un buen ejercicio de memoria para los niños.
  • El juego de “Qué apareció”: Dibuja en un folio, por ejemplo, una casa con un paisaje sencillo. Pídele a tu hijo que cierre los ojos y añade algo nuevo. Cuando el niño abra los ojos pregúntale cuál es el elemento extra, y así sucesivas veces. En función de la edad, puedes utilizar dibujos más complejos, más grandes, con más detalles…
  • El juego de “Tic-tac-toc”. Se trata de un juego para trabajar fundamentalmente la memoria auditiva. Consiste en que hagas series de golpes por debajo de la mesa, o palmadas, para que ellos lo repitan. Tienes que tener en cuenta que el intervalo entre golpe y golpe no puede ser menor de un segundo. También puedes sentarte frente a ellos y combinar las palmadas con golpes en el suelo, en tus muslos, en el pecho…

Nuestros hijos tienen la capacidad de recordar desde antes de nacer. Al principio sus recuerdos consisten en emociones y sensaciones. Después de nacer, poco a poco van adquiriendo la capacidad de memorizar todo tipo de información. Trabajar la memoria es algo que te resultará fácil; no necesitas nada excepto tiempo y a ellos les resultará divertido.