Cómo proteger al bebé del calor en verano | LetsFamily
embarazo

Cómo proteger al bebé del calor en verano

El verano es una de las mejores épocas del año porque podemos disfrutar más de nuestros pequeños al aire libre e ir a la piscina y la playa, pero las altas temperaturas y los rayos del sol pueden ser muy dañinos para ellos.

 ¿Cómo combatirlo? Te contamos algunas pautas que debes tener en cuenta en los meses más cálidos del año.

El sueño

El calor altera el sueño de los bebés, la temperatura ideal para que nuestro recién nacido descanse plácidamente es alrededor de 19 a 21 grados. Para conseguir esa temperatura en pleno mes de julio o agosto debes acondicionar la habitación antes de que él se acueste.

Puedes abrir la ventana pero sin que entre corriente, el mismo cuidado hay que tener con el ventilador. Si tenéis aire acondicionado es mejor ponerlo con diferentes velocidades, pero siempre antes de que el pequeño entre a la habitación.

Los ventiladores en el techo son más veloces en airear la habitación, pero cuando él esté dentro debe estar en la mínima velocidad.

Evitar el sol

Un bebé no puede estar expuesto al sol durante mucho tiempo. El sombrero y las prendas fresquitas y suaves serán sus mejores aliados para combatir los rayos. Es importante también hidratarle con más frecuencia que en los meses más fríos.

Aunque el bebé tome el pecho tenemos que intentar que beba agua entre toma y toma, pero si no quiere no debemos obligarle. Los pequeños que se alimentan con biberón son más proclives a sí querer agua, pero de todas formas todos pueden necesitarla.

La piel del bebé es muy sensible y aunque esté un solo momento expuesto al sol puede producirle una quemadura de primer grado.

Si viajas en coche…

El coche absorbe rápidamente el calor, pero no por eso debemos utilizar durante un trayecto largo siempre el aire acondicionado. Este tipo de aire reseca fácilmente las mucosas de las vías aéreas. Lo más adecuado es bajar de vez en cuando las ventanillas y hacer paradas más continuadas en lugares a la sombra. Nunca se debe dejar a los niños en el coche aunque sea en un lugar de sombra.