¿Conoces la canción que hace felices a los bebés? » LetsFamily
embarazo

¿Conoces la canción que hace felices a los bebés?

En contra de lo que pensábamos hasta hace muy poco, las nanas no son el método más eficaz para calmar al bebé, darle tranquilidad y proporcionarle consuelo. O al menos, no si lo que buscamos es proporcionarle felicidad. La canción que lo consigue es bastante más movida que una nana, y ha sido creada por los psicólogos Caspar Addyman y Lauren Stewart, ambos investigadores de la Universidad de Londres (Reino Unido). Aunque no han hecho el trabajo solos; a ellos se ha unido la cantante Imogen Heap, ganadora de un Grammy hace siete años por el álbum Ellipse.

Se trata de la primera canción compuesta científicamente para “provocar la felicidad y la risa en bebés de 6 a 24 meses”, dicen sus autores, que han creado una web para que todos los padres puedan ver los efectos de The Happy Song (http://www.soundofhappy.com/), el nombre que han dado a la canción. De momento ya la han probado con más de medio centenar de niños a quienes han grabado sus reacciones, y parecen haber conseguido el objetivo.

 

La clave de la melodía para bebés

Según han comprobado en el estudio científico realizado para crear esta canción, las melodías rítmicas y repetitivas junto con las pausas repentinas en la canción son estímulos positivos para los niños. Otro factor que han tenido en cuenta es el ritmo: como el ritmo cardíaco de los bebés es más acelerado que el nuestro, son propensos a que les guste un ritmo de música más rápido. Al igual que prefieren las voces femeninas y las notas musicales altas porque les llaman más la atención.

Los casi 2.300 progenitores que han participado en el proyecto contaron a los investigadores que a sus bebés les gustaba escuchar onomatopeyas, sonidos que hacen sus padres con la boca, el estruendo de besos sonoros, los sonidos que emiten los animales, la risa de otros bebés… Toda esa información sirvió de base para la canción, en la que también se tuvo en cuenta la duración: la melodía dura dos minutos y medio, tiempo tras el que debe volverse a escuchar, como en un bucle, para seguir ejerciendo los mismos efectos en el bebé.

El resultado es “una música divertida que hace sonreír a cualquier persona, mayor o pequeña”, dicen los autores. La propia  Imogen Heap probó la melodía con su propio bebé, de 18 meses, y asegura que la reacción fue la que ella esperaba después de tanto trabajo. En este vídeo, siete familias muestran lo bien que lo pasan los bebés con esta banda sonora de la felicidad.

https://www.youtube.com/watch?v=XjpraGVs2Sg

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: