Consejos para que tu bebé no se quite los pañales

Comentar: (0)

Compartir:

Consejos para que tu bebé no se quite los pañales

Algunos bebés, en cuanto pueden manipular objetos con sus manitas, descubren las tiras del pañal, se las aflojan ellos solitos y… te puedes imaginar lo que viene después. 

Claro, estar desnuditos les resulta mucho más cómodo, pero después somos los adultos quienes debemos limpiar el desorden: en el mejor de los casos, un charco de pipí, pero si ha hecho popó el resultado puede ser muy desagradable. Si tu bebé suele hacer esta travesura, aquí te dejamos algunas sugerencias.

Dificulta el acceso al pañal

Lo primero que puedes probar es complicarle las cosas al pequeño. Nunca le dejes el pañal sin colocar encima una prenda de vestir, como un bombacho o un cubrepañal. Si ha aprendido a desabrocharse los botones delanteros del mono, prueba ponérselo del revés. Si se quita los pantaloncillos, siempre puedes reforzar el cierre del pañal con cinta adhesiva (procurando que este material no entre en contacto con la piel del bebé, ni que el ajuste sea excesivo). No deberás hacerlo por mucho tiempo, solo lo suficiente como para que tu bebé descubra que ya no puede quitarse el pañal y pierda el interés.

Ponle límites

No pretendas razonar o explicarle a un bebé de un año los motivos por los que debe dejarse puesto el pañal. Pero sí puedes decirle un “no” con firmeza en cuanto lo veas jugueteando con el broche o con su ropa. A veces con esto alcanza para que en poco tiempo corrijan la conducta.

Dale el gusto

A cualquier bebé le encanta estar desnudo, siempre y cuando no haga demasiado frío. ¡Nada como la sensación de libertad y comodidad que obtienen al quitarse la ropa y el pañal! Por eso, siempre que sea posible, dale al pequeño algunos ratos para que disfrute sin ropa: puedes desvestirlo un rato antes del baño, o dejarlo jugar sin pañal si estáis en el jardín (no hay problema si se hace pipí).

¿Y si está listo para dejar los pañales?

Una cosa es que un bebé de diez meses juegue con su pañal porque le molesta para gatear. Pero si tu hijo ya tiene más de dos años, que se quite sus pañales o se rehúse a usarlos puede ser una señal de que está preparado para controlar esfínteres. Presta atención a otros signos: ¿avisa cuando está haciendo pipí o popó? ¿Puede subirse y bajarse los pantaloncillos? ¿Muestra interés por el baño? Tal vez sea el momento de regalarle un orinal y enseñarle a usarlo. 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
2

Average: 2 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies