Consejos para sobrellevar la falta de sueño

Comentar: (0)

Compartir:

Bebés: Consejos para sobrellevar la falta de sueño

Durante las primeras semanas de vida del bebé, lo que más afecta a los nuevos padres (en especial a la nueva mamá) es la privación del sueño. No queremos asustarte, pero lo más probable es que pase un buen tiempo antes de que recuperes tu ritmo habitual de dormir siete u ocho horas cada noche ¡y mucho más si pretendes dormir de seguido! Hay muchos motivos que hacen despertar a los bebés durante su primer y segundo año de vida: la dentición, un pañal mojado, necesidad de tomar el pecho o, simplemente, las ganas de estar acompañados. ¿Cómo puedes sobrevivir a la pérdida de horas de sueño?

Adapta tu ritmo al del bebé

Los recién nacidos pueden dormir hasta 18 horas diarias, pero de ninguna manera las harán en tandas de más de dos o tres horas: su estómago es demasiado pequeño y necesita llenarse con frecuencia. Por eso, no pretendas dormir ocho horas por la noche, sino de dividir tus horarios de sueño aprovechando los momentos en los que tu bebé está limpio, bien alimentado y dormido.

Pide ayuda

Tanto tu pareja como otros familiares pueden ocuparse del niño durante un par de horas para que tú puedas echarte un sueñecito. No temas delegar tareas de la casa: estar descansada es fundamental para que puedas ocuparte de tu hijo y para un buen establecimiento de la lactancia materna.

No te obsesiones por las tareas domésticas

Evita caer en la tentación de aprovechar las siestas del bebé para pasar la aspiradora, hacer un lavado de ropa o limpiar los baños. No importa que tu casa esté impecable si tú no puedes más de cansancio. Es preferible que seas más flexible con tus estándares de perfección y que procures descansar siempre que tengas la oportunidad de hacerlo.

Dieta y ejercicio

¿Aún cuando tu bebé duerme, te cuesta conciliar el sueño? ¿Te encuentras despierta a la madrugada mirando el reloj? Las hormonas del postparto también juegan un papel en ello. Para ayudar a tu cuerpo a descansar mejor, procura mantenerte activa haciendo algo de ejercicio, así como también alimentarte bien. Intenta no hacer una cena copiosa antes de acostarte y evita las bebidas estimulantes como el té y el café, que tienden a desvelarte.

Ten paciencia

Si pasan varios meses y aún tu bebé no duerme de seguido, es posible que te desesperes por una buena noche de sueño. Más aún cuando la baja por maternidad se termina y suena el despertador muy temprano. En estos momentos, procura conservar la calma: el sueño de los bebés es cuestión de hábitos, pero también mucho depende de la madurez del niño. Paciencia, que esto también pasará. Con el tiempo, las noches interrumpidas llegarán a ser un recuerdo. 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados