Consejos para viajar en avión con bebés | LetsFamily
embarazo

Consejos para viajar en avión con bebés

Las vacaciones de muchos e vosotros seguro que ya son una realidad que rozáis con la yema de los dedos. Los que acabáis de ser papás seguramente os enfrentéis ahora a la tesitura de viajar en avión con vuestro bebé. Hoy os vamos a dar una serie de consejos para que este ‘trance’ os resulte mucho más sencillo.

¿Cuándo puede viajar en avión un bebé?

Para muchas mamás y papás primerizos ésta es la pregunta ‘del millón’. Los expertos afirman que un bebé que esté en buen estado de salud ya puede viajar en avión después de las dos primeras semanas.

Preparando el viaje

A la hora de comprar el billete para tu peque es necesario que estudies la política de la aerolínea a este respecto, ya que no todas las compañías siguen la misma línea en lo que se refiere a los billetes para niños pequeños y bebés.

Asimismo, si vas a viajar al extranjero, estudia todo lo relacionado con los permisos, visados y requisitos de entrada de menores y bebés acompañados. Llega con suficiente antelación al aeropuerto (normalmente hay colas de prioridad en los controles de seguridad para papás-mamás con bebés).

Consejos para viajar en avión con bebés

A la hora de viajar en avión con un bebé hay una serie de consideraciones que debemos contemplar. Muchos expertos recomiendan que los bebés dispongan de su propio billete y asiento (preferiblemente junto al pasillo del avión), de manera que les puedas sentar de forma 100% segura en sus sillitas adaptadas y tengas una superficie adicional en la que situarle.

Es necesario que, independientemente de que practiques la lactancia materna, lleves contigo agua suficiente para darle a tu bebé y evitar la deshidratación.

A la hora del despegue o el aterrizaje es recomendable que tu bebé tenga a mano su chupete o tetina cerca, ya que mantener la boquita semiabierta le ayudará ante los cambios de presión que se producen en estos momentos del vuelo.

Procura llevar suficiente ropita de cambio, pañales, toallitas y utensilios para cambiar a tu bebé en el momento en que lo necesite. Del mismo modo, has de vestirle en ‘capas’ para regular su temperatura corporal en función del calor o frío (más bien lo segundo) que tu bebé sienta en el interior del avión. No olvides llevar contigo una mantita, en este sentido.

No olvides llevar en el vuelo algunos de sus libritos, peluches o juguetes favoritos, para que se sienta entretenido.