Cuando el bebé no se adapta a la guardería » LetsFamily

Cuando el bebé no se adapta a la guardería

Un cambio gradual

Para que al bebé no le resulte tan brusca la transición entre pasar todo el día contigo y no verte durante muchas horas, lo mejor es que te reserves unos días (mejor unas semanas) para que la adaptación a la guarde sea poco a poco. El primer día ingresarás con él y le presentarás a la cuidadora de niños, que seguramente es cálida y amorosa, pero nuestro bebé no lo sabe. Déjalo al principio por poco tiempo, una hora, una hora y media, hasta que se vaya acostumbrando y comience a comprender que el hecho de que te ausentes no significa que no vayas a regresar.

Sintonizando rutinas

Cuando se trata de bebés muy pequeños, lo más probable es que tu hijo no tenga aún una noción clara de tu ausencia ni del paso de las horas. Si no se adapta a la guarde tal vez se deba al cambio de rutina entre lo que eran sus horarios de casa y los del establecimiento. Conversa con sus educadoras para asegurarte de que el bebé está durmiendo su siesta cuando le corresponde, que se lo alimenta de la misma forma que en casa, que se le canta alguna de las cancioncillas que lo ayudan a calmarse, y lleva consigo su juguete preferido o su manta de dormir.

Compensar tus ausencias

Ahora que tu bebé o tu niño pequeño asiste durante algunas horas a la guardería y te echa de menos, procura que el tiempo que estás con él sea de calidad: dale más besos y abrazos, si todavía toma el pecho amamántalo más seguido, y considera la opción del colecho para transmitirle seguridad y confianza. Todo ello repercutirá positivamente en su adaptación a la guarde.

Mantén la calma

A ninguna mamá le gusta recoger a su niño por la tarde y encontrar marcas de llanto en su rostro. Pero si la perspectiva de la guardería te angustia a ti, tu pequeño lo percibirá y la adaptación será todavía más difícil. Debes permanecer firme y tranquila, sabiendo que has elegido la mejor entre las opciones posibles, y que dejas a tu bebé en buenas manos. Si pasado un tiempo aún no consigues esa confianza, considera otras alternativas, como contratar una canguro, recortar tus horas de trabajo o, eventualmente, cambiar de guardería.

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!