¿Cuándo empiezan a ver bien los bebés?

Comentar: (0)

Compartir:

vista del bebé

Desde que nacen ya pueden ver, aunque de una forma muy limitada y en blanco y negro. Te contamos cómo se desarrolla el sentido de la vista en los bebés.

El mundo en blanco y negro

Hay bebés que llegan al mundo con los ojos muy abiertos y casi que parece que observaran todo con mucha atención. Sin embargo, no nos dejemos engañar. Su sentido de la vista es muy limitado nada más nacer (de hecho, el menos desarrollado de los cinco). En una escala del 1 al 10, la agudeza visual de nuestro peque sólo es del 0,5 por ciento. Del mismo modo, si los adultos tenemos un campo visual de 180 grados, el suyo no supera los 40. El recién nacido no percibe las formas completas, sólo sobras que verá en blanco y negro.

Un sistema perfecto

Sin embargo, pese a que el sentido de la vista del bebé pueda parecer rudimentario, es perfecto para la única función importante en ese momento: mirar a su madre. La agudeza visual del peque alcanza los 20-25 centímetros, exactamente la distancia a la que queda la cara de su madre cuando le da de mamar. Es una de las técnicas que tienen los recién nacidos para asegurar su supervivencia, ya que estableciendo contacto visual con su madre se asegura que se desarrolle ese vínculo tan especial que nos “obliga” a ocuparnos de nuestras crías. El hecho de que sólo vean de cerca también les protege de la avalancha de estímulos que no serían capaces de gestionar y les producirían estrés. Sienten predilección por las caras porque están programados para aprender de las personas, así que en realidad su visión está adaptada a lo que necesitan en ese momento. ¿A que ya no te parece tan básico su sentido de la vista?

Cómo evoluciona

Ya desde los primeros días de vida, al peque pueden llamarle la atención los objetos brillantes o de colores fuertes. Sin embargo, la claridad le molestará mucho. Al segundo mes ya será capaz de fijar la vista en algo (normalmente la cara de una persona) y un mes más tarde empieza a distinguir algunos colores y las siluetas difusas que veía al nacer van tomando forma. Es el momento de estimularle, por ejemplo, moviendo un objeto situado cerca de su cara. Comienza siempre el movimiento delante de él, pues prestará más atención a lo que pasa en el centro de su campo visual y luego desplázalo despacio a los lados alternativamente para que lo siga con los ojos.

Cuándo ven como nosotros

Entre los tres y los cuatro meses ya pueden seguir objetos con la mirada y ha aumentado considerablemente su agudeza visual. A partir de este momento es cuando empiezan a distinguir los colores claramente. Son capaces de reconocer objetos y personas y buscarlos con la mirada, de manera que si mamá sale de la habitación pueden llorar y ponerse muy contentos si la ven en la puerta de su habitación, ya que pueden anticipar que se está acercando para cogerles. Poco a poco, al tiempo que se incrementa la agudeza visual se desarrolla la visión tridimensional que les permitirá desarrollar la coordinación ojo-mano y empezar a practicar el coger objetos.  

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies