¿Cuándo es conveniente el destete?

Gravatar LetsFamily
letsfamily -
24/11/2022 - Tiempo de lectura 5 mins
cuando conviene el destete

Este artículo trata de:

Hasta cuándo dar el pecho
Destete: consejos y trucos

Son muchas las dudas que surgen alrededor de un tema tan importante para el bebé y la madre como es el destete ¿Hasta cuándo dar el pecho y cómo debería ser el destete del bebé?

El destete del bebé

La regla de oro es que todo destete debería ser gradual, tanto por el bien de la madre como del bebé. Un destete repentino puede traernos problemas físicos tales como congestión mamaria, formación de nódulos, quistes y hasta mastitis. A la vez, el bebé puede sentirse muy angustiado si lo vive como un rechazo de su mamá.

El destete natural

Se dice que lo ideal es dejar que los niños se desteten por sí solos, que ningún mamífero continúa lactando indefinidamente. En efecto, en las culturas maternas que promueven la lactancia prolongada se observa que la mayoría de los niños abandona el interés por el pecho entre los 3 y 4 años. Para este momento, la dieta del niño es bien variada y el alimento que hasta ahora le proporcionaba el pecho puede ser obtenido de diversas fuentes.

El destete dirigido por el bebé

A veces es el propio niño quien decide destetarse, perdiendo interés por el pecho, mamando con menor frecuencia hasta que la madre deja de producir leche. Esto puede ocurrir alrededor del año, cuando el pequeño aprende a caminar y desplazarse y adquiere cierta independencia, sumado al factor de que al tener ya algunos dientecitos puede alimentarse mejor con sólidos.

El destete dirigido por la madre

En general, somos las mujeres las que decidimos dejar de dar el pecho antes de que el destete del bebé se produzca solo. Ya sea por la necesidad de volver al trabajo, porque nos resulta incómodo que el bebé dependa de nosotras para dormirse o, simplemente, porque ya hemos decidido dejar esta etapa atrás, nuestros motivos también son válidos ya que la lactancia materna no debería ser una obligación ni una carga.

como hacer el destete del bebe

Hasta cuándo dar el pecho

En este sentido, se recomienda alimentar al niño sólo con leche materna durante los primeros seis meses y alargar la lactancia como mínimo hasta que el niño cumpla dos años (junto a otros alimentos). Cuando llega el momento de dejar de dar el pecho lo decides tú sola, pero es muy recomendable seguir los consejos de tu pediatra.

Consejos para el destete del bebé

Hoy en día no hay duda sobre los beneficios (en todos los sentidos) de lactancia materna para los bebés. Además del mejor alimento para ellos, también es apego, intimidad y contacto piel con piel. Muchas mamás guardamos en nuestra memoria los momentos en los que el bebé mama como uno de los recuerdos más bonitos. Por eso no es de extrañar que a veces vivamos el momento del destete con algo de inquietud, porque parece que puede peligrar ese vínculo tan especial que tenemos con nuestro peque. Sin embargo, hay que dejar de lado estos pensamientos. Al final todo será mucho más fácil de lo que nos imaginamos. Estos son algunos consejos para afrontarlo:

Algunos bebés dejan de tomar el pecho ellos mismos después de un año. Recuerda que la leche materna será el alimento ideal también cuando el bebé empiece a tomar papilla. Si das menos el pecho también se reduce la producción de leche.

Cuando creas que ha llegado el momento de dejar de dar el pecho, es importante ir sustituyendo de forma paulatina las tomas por un biberón o una papilla, para evitar tener que recibir medicación para cortarte la producción de leche. Hazlo de forma alterna para evitar que los pechos se llenen demasiado. A los pocos días, sustituye otra toma de pecho, y así de forma sucesiva hasta quitarlo del todo. Por eso es importante ir reduciendo las tomas una a una a lo largo de algunas semanas.

Hay bebés que se destetan prácticamente solos. Cuando comienzan con la alimentación complementaria empiezan a hacer menos tomas de pecho y, de forma natural, abandonan la lactancia. Cuando esto ocurre podemos atravesar un período de nostalgia porque nuestro peque se hace mayor y, aunque sea una fase muy exigente en todos los sentidos, nos da pena pensar que vamos a dejar de tener un bebé en casa. Otras veces es la mamá la que marca el ritmo y, por la circunstancia que sea (trabajo, un nuevo embarazo o sencillamente porque piense que ha llegado el momento) decide poner fin a la lactancia.

Y lo más importante: no te sientas culpable. Sea cual sea el tiempo que ha durado tu lactancia le has dado lo mejor a tu bebé, le has hecho un regalo en forma de beneficios en su salud para toda la vida y, al darle pecho cada vez que lo ha necesitado, has hecho que siente las bases para una personalidad equilibrada. Ahora seguirás haciendo lo mismo. Acudirás a él cada vez que te necesite y él sabrá que estás ahí para él como antes. Vuestro vínculo seguirá siendo igual de fuerte que antes cuando la lactancia haya llegado a su fin.

Trucos para hacer el destete del bebé

Para conseguir un destete respetuoso con el bebé, la idea es ir sustituyendo tomas de leche por otros alimentos de forma paulatina. Ofrecemos una serie de trucos para hacerlo más fácil:

  • El destete gradual: Como venimos diciendo, una vez hayas decidido el momento del inicio del destete, no debes dejar de darle el pecho de forma inmediata, sino que debes intentar combinarlo con otros alimentos.
  • No ofrecer/ no negar: Dejamos de ofrecer el pecho pero tampoco se lo negamos si lo pide. La verdad es que la teta es un recurso buenísimo para las madres casi en cualquier situación. Ahora, hay que cambiar el chip. Si se cae en el parque o no puede dormir, hay que echarle creatividad y utilizar otras estrategias para calmarle.
  • Habitúa al bebé al biberón sin dejar la leche materna: puedes utilizar un extractor de leche para llenar los biberones. Sustituye una de las tomas de pecho por un biberón durante la primera semana, la semana siguiente haz otra sustitución. Sigue este proceso de forma continua durante las siguientes semanas hasta que dejes de darle el pecho.
  • Anticiparnos: Ofrecerle alimentos antes de que tenga mucha hambre nos ayudará a ir reduciendo el número de tomas. Del mismo modo, teniendo en cuenta las costumbres de nuestro hijo podemos cambiar un poco los hábitos para evitar situaciones que él asocia con la teta. Por ejemplo, si siempre mama después de comer, en lugar de dormir la siesta en el sofá podemos salir a dar un paseo en cochecito.
  • Tiempo de toma más reducido: Las veces que le des el pecho, acorta el tiempo de la toma.
  • Ten paciencia: Es probable que el bebé rechace los nuevos alimentos y algunas veces pida que le des el pecho. Lo mejor es no negárselo, dale el pecho en ese momento si así lo pide.
  • Pedir ayuda: Como en todo proceso de cambio, la colaboración de “la tribu” es fundamental para ayudar a la mamá y al bebé a adaptarse a la nueva situación.
  • Involucra al padre en la alimentación del bebé: Tener a una persona que te ayude en el proceso del destete es muy importante, además el bebé irá volviendo menos dependiente de ti para la alimentación.
  • Consúltalo con un profesional: Como suele suceder en todos los casos relacionados con temas de salud, lo mejor es que primero consultemos con un especialista en la materia, una consulta con el pediatra antes de tomar la decisión final, será siempre una buena idea.

Parece difícil, pero el destete definitivo del bebé llegará en algún momento. Y la lactancia pasará a ser un bello recuerdo de la infancia de nuestros hijos.

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos