Cuándo sujetan los bebés la cabeza

Comentar: (1)

Compartir:

Cuándo sujetan los bebés la cabeza

Cuando nace, el bebé tiene los músculos del cuello muy débiles y no es capaz de mantener la cabecita erguida.

A muchos padres les da miedo cogerle por temor a hacerle daño: ¡es tan pequeño y delicado! Sin embargo, si le sujetamos con delicadeza pero con firmeza, sosteniéndole bien la cabeza y el cuello cuando lo levantemos o lo tengamos en brazos, no hay ningún peligro. Poco a poco irá ejercitando los músculos del cuello hasta que pueda mantenerla erguida sin ayuda.

 

Tan pequeñito, puedes trasladarle apoyado sobre tu antebrazo boca abajo. La mano del adulto sujeta su culito y la carita se queda apoyada en el codo. Esta postura gusta mucho a los bebés porque les relaja y funciona muy bien para calmar los cólicos. También puedes apoyarle en tu antebrazo, pero esta vez mirando hacia arriba, mirándote a ti. Otra postura para coger al recién nacido, la más común, es en posición vertical apoyado sobre tu pecho, agarrándole suave y firmemente de la cabeza.

 

Para dormir, la postura que debe adoptar un bebé es boca arriba ya que así se previene el síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL). Es recomendable que esta postura la mantenga algún rato también cuando esté despierto porque le hará ejercitar los músculos de su cuello, ya que a medida  que vaya creciendo, alzará la cabeza para ver lo que está pasando a su alrededor.

 

Hasta el mes no será capaz de levantar la cabeza él solito. Boca abajo, comenzará a hacer esfuerzos por erguirla, moviéndola un poquito de un lado para otro hasta que consiga levantarla por un breve instante (esto no suele suceder hasta las 6 - 8 semanas). Da mucha ternura verle, ¡está ejercitando los músculos! En esta etapa también puede mantenerla erguida por un corto tiempo cuando va en el asiento de seguridad del coche o en la mochila portabebés (de momento sólo puede ir en la parte delantera y de cara al adulto).

 

Cuando cumpla los tres meses ya controlará el cuello mejor y podrá levantar la cabecita durante más tiempo cuando esté tumbado boca abajo. Un buen ejercicio para ayudarle a fortalecer los músculos es agarrarle de las manitas y tirar delicadamente hasta que esté sentado. ¡A él le encantará! Ya puedes sentarlo apoyado en cojines, en tu regazo…, lugares donde tenga el cuello y la cabeza bien sujetos.

Cuando cumpla los seis meses ya será un bebé grande y sostendrá su cabeza con firmeza, flexionándola cuando lo necesite.

 

¿Me preocupo?

Aunque cada niño lleva su ritmo y estas edades son orientativas, si tu hijo no levanta la cabecita a los tres meses, ni siquiera un poco, se recomienda acudir al pediatra para que valore su desarrollo.

 

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

1

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Comentarios

Dormir boca abajo?? Si la recomendación es dormir boca arriba

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados