El sueño del recién nacido | Evolución del sueño » LetsFamily
embarazo
El sueño del recién nacido

¿Cuánto sueño necesitan los bebés recién nacidos hasta los 6 meses?

El sueño del recién nacido va evolucionando. Te contamos como es esta evolución hasta los 6 meses.

El bebé recién nacido

El recién nacido no es neurológicamente diferente a aquel bebé que hasta hace pocos días estaba en la barriga de su mamá. Sus patrones de sueño son los mismos. Por lo general, duermen entre 15 y 18 horas diarias, pero no en tramos muy largos puesto que necesitan alimentarse con mucha frecuencia. Lo normal es que despierten cada dos o tres horas. Tampoco distinguen aún el día de la noche. Los recién nacidos parecen dormirse en cualquier momento y lugar…menos cuando somos nosotros los padres quienes queremos descansar.

El bebé entre los 2 y 3 meses

Después de sus primeras 8 semanas, irás notando pequeños cambios en el sueño de tu bebé. Para empezar, duermen un poco menos que los recién nacidos (entre 14 y 16 horas les bastan). Además, comienzan a pasar más tiempo durmiendo por la noche, y repartiendo su sueño durante el día en tres o cuatro siestas cortas. Por supuesto que aún no duermen toda la noche de seguido, sino que continúan despertándose con frecuencia para alimentarse.

El bebé de 4 o 5 meses

Esta edad es ideal para comenzar a enseñarles a los bebés una rutina que los ayude a conciliar el sueño. Cuando el bebé consigue dormirse por sí solo, es más probable que vuelva a dormirse cuando despierte por las noches. Si solamente se duerme en brazos de mamá o de papá, pues querrá volver a dormirse de la misma manera cuando se despierte a las dos de la madrugada. Propiciar la relajación oscureciendo el dormitorio, dándole un baño calentito, leyendo un cuento o cantando una nana puede ayudar a que nuestro pequeño pueda descansar mejor.

El bebé de 6 meses

A esta edad ya es posible trasladar la cuna del bebé a su propio dormitorio, o bien a uno que comparta con hermanitos mayores. Por supuesto que seguiremos pendientes de sus sonidos y movimientos, pero podemos controlarlo con un monitor para no molestarlo mientras descansa. Por cierto, a esta edad los bebés necesitan dormir menos tiempo, entre 11 y 14 horas diarias, y las siestas suelen ser dos: una a media mañana y otra por la tarde, aunque algunos seguirán durmiendo una tercera por algunos meses más. Está muy bien, siempre que no interfiera con el sueño nocturno.