¡Cuidado con las otitis del bebé! » LetsFamily
embarazo
Cuidado con la otitis del bebé

¡Cuidado con las otitis del bebé!

Pero para que disfrutar del agua no se convierta en una pesadilla conviene prevenir las temidas otitis, una infección de oído que al inflamarse resulta bastante molesta y también dolorosa.

Ninguno estamos a salvo de ellas, pero los más pequeños pueden sufrirlas con más frecuencia debido a que sus trompas de Eustaquio son más cortas, lo que facilita que los agentes infecciosos alcancen con menos dificultad el oído medio. Eso, unido a que ellos suelen ser los reyes del agua y pasan más tiempo que nadie bañándose en la orilla del mar o en la piscina, hace que sean más vulnerables a las otitis.

Dicen las estadísticas que más del 80% de las otitis externas que se producen en esta época del año se contagian en playas y piscinas a través de hongos o bacterias porque el calor, junto con el agua, fomenta su propagación. Pero eso no quiere decir que no podamos hacer nada para evitarlas. Estos consejos pueden servirnos de orientación:

  • Mantener los oídos limpios y secos. Se trata de secarnos bien tras el baño, pero no solo el cuerpo, también las orejas. Incluso con una gasa si es necesario (el uso del bastoncillo no es recomendable porque puede provocar daños y acabar ensuciando más que limpiando el oído).
  • Agua limpia. Uno de los focos seguros de otitis es el agua contaminada. Procura que la piscina en la que te bañas pase los controles adecuados y busca playas con bandera azul.
  • Sumergirse lo justo. Esta es una norma difícil de seguir, pero en lo posible lo ideal es no sumergirse durante mucho tiempo en el agua, manteniendo la cabeza fuera. El objetivo es evitar la entrada de agua en el conducto auditivo.
  • Entrar poco a poco. Meterse en el agua de golpe favorece que el agua entre bruscamente en el oído, lo que tampoco ayuda.

Puede que incluso siguiendo estas recomendaciones no consigas que tus hijos o tú misma os libréis de la otitis. En caso de que el dolor aparezca, lo más recomendable es acudir al médico aunque ya hayas pasado por otitis anteriormente y sepas qué tratamiento seguir.