Dar el pecho a tu bebé en verano | LetsFamily
embarazo

Dar el pecho a tu bebé en verano

La Organización Mundial de la Salud recomienda dar el pecho al bebé en exclusiva y a demanda, es decir siempre que él lo necesite, durante sus primeros seis meses de vida.

Cuando llega el verano, las mamás se atemorizan por si hacen algo mal. En realidad hay que seguir las principales pautas para amamantar, pero sí que cambian algunos hábitos debido al calor.

En verano es habitual que el pequeño pida más tomas aunque serán muchos más cortas, lo hará para saciar su sed. Cuando veamos cualquier indicio de que necesita comida, saca la lengua o se toca mucho la boca, debemos darle el pecho. La primera toma contiene más cantidad de agua y azúcar, por lo que debemos ofrecerle los dos pechos por si necesita más.

¿La mamá debe beber más agua?

No es cierto que la mamá deba por obligación beber más agua, hay que tomar la que nuestro cuerpo necesite. Sí es común que durante estos meses necesitemos más agua, ya que la hormona oxitocina aumenta con la succión y provoca sed.

Lugares frescos

Es aconsejable que se dé el pecho en lugares no muy cálidos. Si estás en casa, solo basta con abrir las ventanas o poner el ventilador un rato.

Esto es una cuestión importante, ya que el bebé puede sudar mucho por su cabecita al succionar.

Amamantar durante los viajes

Se recomienda no viajar hasta pasado el mes después del parto, por las molestias de la episiotomía o la cesárea. Aunque si no hay molestias se podrá realizar con normalidad.

Si el trayecto es largo se puede dar perfectamente el pecho en el tren o avión. Si vas en coche, es más aconsejable en un descanso para así encontrar una posición más cómoda.

Si es la madre la que tiene que viajar conviene que se extraiga bastante cantidad de leche, ya que el bebé necesitará más. Es muy importante refrigerarla para que no se estropee.

¿Se puede tomar el sol si das el pecho?

Quizá muchas mamás se privan de hacer topless por miedo de que puedan perjudicar la leche materna. En realidad no es perjudicial para el bebé, pero sí se aplica crema solar en el pezón y aréola, debe limpiarse muy bien para que no haya rastro cuando el bebé succione.