Dormir boca arriba para prevenir la muerte súbita » LetsFamily
embarazo
Dormir boca arriba para prevenir la muerte súbita

Dormir boca arriba para prevenir la muerte súbita

Si acuestas a tu hijo boca abajo, el riesgo de sufrir una muerte súbita es, según el estudio, entre siete y catorce veces más alto.

Después de informar a la opinión pública mediante campañas preventivas de SID (muerte súbita), el porcentaje de los niños que duermen boca abajo ha diminuido drásticamente. En muchos otros trabajos científicos se pudo demostrar, que incluso la posición de lado del bebé mientras duerme, aumenta el riesgo de sufrir la muerte súbita en seis o siete veces. La mayoría de los padres no lo saben. Tienden más bien, por miedo a que se ahogue por culpa de la comida que podría subir a causa de un “eructo”, a acostar a su bebé en posición lateral en vez de boca arriba, sobre todo si el bebé tiende a tener reflujo gastroesofágico (es decir que le sube el contenido del estómago al esófago por culpa de un músculo debilitado en la entrada al estómago). De todas formas tanto el reflujo gastroesofágico, como una posición lateral o la posición boca abajo aumentan considerablemente el riesgo de muerte súbita. Varios trabajos científicos que se realizaron después de introducir la posición boca arriba como la posición estándar para dormir, han demostrado, que no han aumentado los casos de muertes atribuidos al ahogamiento por la ingesta de alimentos. Hay consenso científico internacional respecto a que la posición boca arriba no aumenta el riesgo de ahogamiento, algo que se fundamenta en tres aspectos:

  • En la posición boca arriba, el esófago se encuentra por debajo de la tráquea, de forma que es poco probable que el reflujo entre en la tráquea.
  • El niño normalmente no mantiene la cabeza en el centro, sino que la deja caer hacia un lado.
  • El niño dispone desde el primer día de vida de reflejos de protección, que provocan tos o que el niño se despierte si algo de comida llega a la zona de la laringe.

Si el niño está despierto y está bajo vigilancia, también lo puedes acostar tranquilamente boca abajo, para que pueda entrenar los músculos de la nuca, del tórax y de los hombros y así empiece a gatear o a andar antes.

La posición lateral es una posición muy inestable, desde la que los niños ya se pueden mover a otra posición desde una edad muy temprana, a veces ya con cuatro semanas, más aún si se le pone una toalla o algo parecido detrás de la espalda para “estabilizar” la posición. Es preferible que sigas estos consejos:

  • Deja dormir el niño boca arriba, el mayor tiempo posible.
  • Evita también la posición lateral si el niño está durmiendo.
  • Mantener la posición boca arriba también con niños intranquilos o con problemas de reflujo.
  • Si el niño está despierto, también se puede poner de vez en cuando boca abajo, para que entrene la musculatura de la nuca y de los brazos.