El ABC de la ropa de bebé: vocabulario básico » LetsFamily

El ABC de la ropa de bebé: vocabulario básico

Es uno de los preparativos que más ilusión hacen cuando estás embarazada: preparar la canastilla y, más concretamente, comprar la ropa del bebé. Bodis, ranitas, pijamas, gorros, patucos… ¿Sabes cómo se llaman las prendas básicas que utiliza un recién nacido? Son estas:

Body: La prenda básica del armario del bebé. Es una camiseta de algodón cerrada en la entrepierna con corchetes. Los hay de manga larga, de manga corta, con tirantes, con abertura frontal que se sujetan con un lacito para recién nacidos…  Da igual la época del año en la que nazca tu bebé, primero le pondrás el pañal y el body, y luego todo lo demás.

Pelele: Es un  pijama de cuerpo entero, con los patucos integrados (cosidos a la pierna). Se abren por delante y en la entrepierna, para facilitar el cambio de pañal, y suelen cerrarse con corchetes. La mayoría son de algodón, pero también puedes encontrarlos de punto. Cuando le pones un pelele no tienes que preocuparte de patucos y calcetines, que tienen tendencia a perderse o salirse del pie.

Patucos: Los pies de los bebés se quedan fríos con facilidad, por eso es importante que estén cubiertos. La otra versión de los patucos son los calcetines. Unos y otros son indispensables si tu hijo no lleva pelele, especialmente en las primeras semanas.

Ranita: Es la prenda de vestir del bebé que cubre su cuerpo y se cierra en la entrepierna pero deja las piernas al aire, como un body elegante. Por extensión, se llama así también al cubrepañales, que es como un calzoncillo o una braguita. Hay ranitas con tirantes (para poner una blusita debajo) y los amantes de estas prendas se las ponen a los niños con leotardos en invierno.

Arrullo: Otro básico imprescindible en cualquier época del año. Es una mantita que se utiliza para envolver al bebé en los primeros meses de vida, de tamaño más pequeño que la toquilla. Envuelto en su arrullo y en brazos de mamá o papá, el recién nacido se siente seguro y protegido. Los hay de muchas formas y tejidos diferentes: de punto, de gasa de algodón para el verano, de tela con forro de toalla, guateados…

Gorro: Los bebés pierden mucha temperatura por la cabeza, por eso conviene tener varios gorritos de algodón y, si tu peque nace en invierno, también de lana.

Capota: Es un gorro con forma de capota, como los que llevaban en La casa de la pradera.

Polainas: Como unos leotardos, pero más amplios. O como un pantaloncito, pero con los patucos integrados.

Faldón: Un vestidito muy largo (muchomás que las piernas del bebé) que se suele poner a los niños en el bautizo. También los hay como faldas, más de diario, que se sujetan a la cintura con un velcro, con botones o corchetes.

Jesusito: Un vestidito de bebé con el cubrepañal a juego.

San Francisco: Trajecito de invierno de punto para el bebé que consiste en una polaina y una chaquetita con capucha.

Saco: Es un saquito para dormir que se abrocha en los hombros, como un peto, pero está cerrado en las piernas como un saco. Permite al bebé libertad de movimientos y al mismo tiempo le mantiene abrigadito por la noche, sin destaparse.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: