El baño del bebé — Lets Family

El baño del bebé

El baño del bebé puede convertirse en un acontecimiento intenso para ti y para tu bebé, porque bañar significa también observar, comunicar y disfrutar.

Una vez al día deberías bañar a tu bebé. Primero le tienes que lavar la cara con una manopla, sólo con agua tibia, y sin jabón. A continuación (y no al revés) puedes lavarle con jabón natural o jabón especial para bebés (¡no perfumado y sin detergentes!) el resto del cuerpo.

Fíjate durante el baño en la piel de tu hijo: ¿Qué aspecto tiene? ¿Tiene granitos? Observa sobre todo en las zonas de rozamiento de la piel: debajo de las axilas, las corvas, el cuello, el pliegue del codo, etc., donde pueden aparecer pequeñas heridas no muy graves, pero muy molestas para el bebé, y pon especial atención al secado de estas zonas de pliegues también porque la humedad puede ser perjudicial para esta piel.