El bebé en otoño: qué debes saber

Gravatar LetsFamily
Letsfamily Spain -
26/09/2022 - Tiempo de lectura 3 mins

Este artículo trata de:

Cuidados del bebé
El bebé en otoño
Cambios de temperatura

Con el otoño llegan las bajadas de los termómetros y los cambios bruscos de temperatura. Y con todo ello, también menos horas de luz. Esto puede afectarnos a todos, pero en especial a los más pequeños. Las rutinas, el sueño, la alimentación, la ropa… Por eso, debemos estar preparados y procurar la máxima confortabilidad del bebé en otoño.

Consejos para vestir al bebé en otoño

Las capas no fallan en unos meses en los que la temperatura fluctúa durante todo el día: frío, calor, frío… A pesar de que el bebé, durante al menos su primer mes de vida, aún no es capaz de regular bien la temperatura, es importante no abrigarle en exceso. Basta con ponerle una capa más de la que llevamos nosotros mismos.

Asimismo, es aconsejable que las prendas sean transpirables y cómodas, así como fáciles de poner y quitar, en caso de que el bebé pase calor o frío. Prueba a coger prendas de diferentes grosores y materiales, como el algodón o el terciopelo, para ir variando si es necesario.

Recuerda que puedes detectar la temperatura corporal del bebé tocando su cuello o su nuca.

Paseos con el bebé en otoño

Es indispensable proteger al bebé de los cambios bruscos y repentinos de temperatura, tan propios del otoño. De esta manera, disminuiremos las posibilidades de que el niño se resfríe. Por eso, a la hora del paseo, lo mejor será llevar contigo una lista de imprescindibles:

  • Ropa de recambio por si de repente refresca o llueve y el bebé se moja. Puedes incluir prendas de abrigo y que le ayuden a regular su temperatura, como una chaqueta fina y un par de calcetines.
  • Toallitas y pañales para mantener una buena higiene y asegurarnos de que el bebé está limpio y seco en todo momento.
  • Cambiador plegable: ocupa poco espacio y resulta muy útil.
  • Biberón o chupete, que podrían sacarte de un apuro.
  • Manta, por si refresca.
  • Plástico o burbuja de lluvia que puedas colocar sobre el capazo o el portabebés.

Asimismo, en otoño, es recomendable pasear en un horario determinado. Se considera que las mejores horas para salir a la calle con el bebé son bien a media mañana o durante las primeras horas de la tarde. En estos momentos no hace ni mucho frío ni mucho calor. Además, el sol no tiene tanta intensidad, pero sus rayos siguen beneficiándonos y aportando vitamina D.

Cómo proteger al bebé de posibles resfriados

Recuerda que es normal que el bebé pille algún virus y que eso, a largo plazo, servirá para fortalecer su sistema inmunológico. Sin embargo, si lo proteges de los cambios de temperatura muy intensos, también lo harás de resfriados y catarros. Puedes utilizar la técnica «cebolla» y vestirlo por capas. Asegúrate, además, de taparlo bien por las noches.

Otro hábito útil para evitar contagios es mantener una correcta higiene básica. Sobre todo en fechas posteriores al verano, en que, no solo el clima favorece la proliferación de bacterias, sino que los niños se suelen juntar en guarderías y escuelas infantiles (verdaderas bombas de relojería para infecciones respiratorias, mocos y tos).

Rutinas del bebé en otoño

En cualquier estación del año es conveniente mantener rutinas con el bebé. El hecho de tener un horario determinado para cada cosa, le ayudará a adaptarse con mayor facilidad y a sentirse más seguro.

Los hábitos de sueño y de alimentación pueden verse trastocados en otoño, sobre todo tras el cambio horario de verano a invierno. Por eso se recomienda, unos días antes, ir ajustando las rutinas del bebé (hacerlas cada día un poquito antes, por ejemplo) para que concuerden con las horas de luz.

Alimentación en otoño

Es interesante que tanto tú como el bebé podáis consumir alimentos de temporada, que contienen vitaminas, como la C, capaces de fortalecer el sistema y proteger de resfriados y catarros. Verduras como coles o acelgas, ricas en ácido fólico, vitaminas y fibra, aportan energía y fortalecen el sistema inmunitario. Además, están deliciosas y son muy fáciles de preparar.

Qué necesita el bebé en otoño

Esta serie de cuidados del bebé en otoño son beneficiosos para mantener su bienestar y comodidad. Ve acomodándote poco a poco a los cambios de temperatura para la llegada próxima del frío de invierno. ¡A disfrutar del otoño!

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos