El crecimiento del bebé de los seis meses al año » LetsFamily
bebe gateando en el suelo

El crecimiento del bebé de los seis meses al año

 

Artículo escrito por: Xavier Vicent, Psicólogo

 

Queridos viajeros, empieza una etapa muy bella. Una etapa fundamental para el desarrollo neurológico. Comienza la etapa en el crecimiento del bebé que va de los seis meses al año. Empezará la conexión interhemisférica entre ambos hemisferios cerebrales. Este es un paso madurativo que roza la excelencia. Todos nuestros futuros aprendizajes se fundamentarán y sustentarán en esta etapa. El lenguaje, el equilibrio, las destrezas, la abstracción, el razonamiento, las futuras matemáticas… y un sinfín de aprendizajes tanto académicos como instrumentales tan necesarios en nuestra vida.

 

Desarrollo en el crecimiento del bebé de los seis meses al año

Ya os comenté en el anterior artículo que su desarrollo es como los fundamentos y la estructura de nuestra preciosa casa. Estos deben ser estables, sólidos. Por ello, nuestra actitud como padres y madres será determinante en el correcto desarrollo armónico madurativo de nuestros hijos. También hemos de tener muy presente que este desarrollo será correcto si establecemos una base exquisita a nivel emocional. Os pongo un ejemplo claramente descriptivo:

Hace muchos años que trabajo con familias que han adoptado hijos que estaban en orfelinatos. Niños y niñas que en el primer mes de vida estaban en una precaria situación. Estaban privados de un cuidado y atención emocional. En todos estos casos nos hemos encontrado con la triste realidad de dificultades importantes en el desarrollo madurativo y posterior adquisición de aprendizajes fundamentales en nuestras vidas.

¿Por qué os pongo este ejemplo? Acompañantes, padres, madres… porque nuestro amor, nuestra atención, dedicación, CALIDAD de tiempo, es fundamental para el correcto desarrollo de nuestros hijos. No me gustaría que entendierais estas palabras como un ejercicio de presión sino más bien al contrario: como un precioso ejercicio de responsabilidad. Y que bella responsabilidad la de ser papás y mamás.

Claro que son importantes las pautas que leemos en artículos, revistas y libros. Pero hemos de saber descubrir y sentir la belleza de relacionarnos con nuestro hijo/a. Hemos de sentir el amor más puro y sincero cuando nos relacionemos con él/ella. Este sentimiento tan puro será la base de la vinculación emocional, de la comunicación no verbal. Hablamos de un estado emocional que nuestra joya sentirá será la base que anteriormente os he comentado. Esa sensación interna de equilibrio y bienestar permitirá al cerebro desarrollarse correcta y armónicamente.

 

Etapa de suelo en el bebé de los seis meses al año

Espero que estéis leyendo los artículos de Carla Ollé, repletos de actividades. Yo os complemento en este artículo la importancia del componente emocional en la realización y atención hacia nuestro tesoro. AVISO: papás, tenemos un maravilloso reto. Las mamás establecen ese vínculo emocional desde el embarazo. Vínculo natural, mágico, que ningún papá llegará a sentir. Nosotros, papás en el día a día, hemos de establecer nuestro vínculo con ellos/ellas.

En cada momento, susurro, baño, caricia, juego, palabra, frase, abrazo, sonrisa, canto, cuento…es igual como nos haya ido el día, el trabajo, el estrés, la presión. Esos momentos los hemos de proteger y cuidar como el más preciado tesoro.

Cada momento cuenta porque en este periodo en el crecimiento del bebé que va de los seis meses al año, nuestro hijo/a empezará a arrastrase, gatear, voltear. Estará preparado para andar. Otro importante AVISO: cada niño/a tiene su ritmo madurativo, en la estimulación, en la educación, NO hay prisa. Respetemos su ritmo biológico madurativo. Es igual los comentarios de otras familias; “mi hijo ya gatea, ¿el tuyo no? Qué raro “. Aquí podría llegar a extenderme, pues después de tantos años acompañando y ayudando a familias en su viaje he oído infinidad de comentarios como este. Amigos, cada vez nos conocemos más, educar a nuestro hijo/a NO ES UNA COMPETICIÓN.

En esta etapa de suelo nuestro hijo empezará a ser autónomo en movimiento. Será más perceptivo. Se desplazará donde sienta que debe ir. No es el momento de las órdenes lingüísticas: cuidado, no toques, te harás daño, vigila… viajeros, y no es cuestión de tono y volumen, no nos entienden todavía, pero tranquilos, ya llegará ese momento.

También he oído muchas veces la famosa frase: ¡que ganas tengo que ya ande! Y qué curioso, cuando ya anda decimos: ¡con lo bien y tranquilos que estábamos cuando no andaba! Pero qué bello es educar. Es la etapa de la PACIENCIA, COMUNICACIÓN en la pareja, EQUILIBRIO, ESTABILIDAD.

 

Aspectos para tener en cuenta en esta etapa

Ahora esa parte que tanto me gusta cuando como guía cuando ayudo a familias. Coged papel y lápiz y apuntad:

  • Hemos de tener claras las pautas de educación, en qué momento actuaremos, cómo lo haremos, con qué actitud.
  • Nunca será desde el enfado, siempre desde la tranquilidad y el amor.
  • Qué espacio y tiempo de atención le dedicaremos a nuestro hijo/a.
  • Qué protagonismo tendremos los papás en esta etapa.
  • Dejaros un importante espacio de comunicación entre la pareja: cómo nos sentimos, qué podemos mejorar, qué hacemos bien.
  • Quién hará los bañitos, le dará de cenar, lo acostará, le contará cuentos… ¿dormirá en nuestra cama?, ¿le dejaremos llorar?, ¿le cogeremos en brazos?

Quizás os parezcan pautas absurdas, estimadas familias, pero educar en nuestro día a día no es fácil y uno de los principales problemas en la educación es la falta de coherencia y estabilidad. Si nos fallan estos pilares, sentiremos tensión, nervios. Estas son palabras que no caben en nuestra maleta de viaje.

Para acabar este artículo recordad: decidimos regalar una vida, ser padres, madres, familia, para disfrutar de nuestro hijo.

 

Próxima etapa: del año al año y medio. Principio de la etapa de bipedestación. Coged fuerzas, viajeros, aceleramos el ritmo del viaje: nuestro hijo/a va a empezar a correr.

 

xavi.vicent.psicologo

Xavier Vicent

«Psicólogo pero sobretodo y ante todo: PADRE. Y desde mi humildad y experiencia, su guía para los que quieran y deseen. Y como nos queda un camino muy largo os confieso un pequeño secreto: quiero seguir aprendiendo de vosotros.»

«Con ganas ya de empezar a caminar, vivir, sentir…»

OTRAS ENTRADAS DE XAVIER

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!