El muguet oral del bebé | LetsFamily
embarazo

El muguet oral del bebé

Hasta los seis u ocho meses, aproximadamente, estamos ante un problema muy habitual en los bebés. Esta infección, a la vista, tiene el aspecto de pequeños trazos de leche reseca o yogur.

No estamos ante una dolencia grave, si bien tiene un elevado impacto estético y puede resultar bastante molesta para el bebé. Hoy te enseñamos a identificarla y erradicarla.

La candidiasis bucal del bebé

Como te mostrábamos, el muguet oral en bebés es más habitual en los primeros lactantes y menores de seis meses. No obstante, puede aparecer en periodos más tardíos del desarrollo del bebé.

Los síntomas, en este caso, son evidentes. A la detección de las mencionadas manchas lechosas, en el interior y exterior de la boca suele precederle un notable malestar del pequeño/a, que tiende a palparse la zona de la boca. Esta incomodidad del bebé afectado es muy notable durante las tomas.

Esta enfermedad suele transmitirse de la madre al hijo en el proceso del parto, si bien algunos tratamientos con medicamentos pueden propiciar su aparición. La naturaleza de la infección, por suerte, no la hace contagiosa.

Como erradicar el muguet oral del bebé

Pese al impacto visual e inquietud que provoca esta enfermedad, el muguet oral tiende a desaparecer rápidamente (de 5 a 7 días), siguiendo el tratamiento adecuado. Generalmente los pediatras suelen recomendar la aplicación de soluciones, cremas y pomadas antifúngicas específicas sobre la zona. Normalmente se emplean gasas o bastoncillos de algodón en su aplicación sobre las zonas afectadas, de dos a tres veces al día.

No obstante, antes de proceder a ir a la farmacia, has de consultar con el pediatra la mejor manera de proceder con el tratamiento. En circunstancias normales, siguiendo un proceso normal, en una semana o diez días debería completarse el proceso de curación del bebé.