Inconvenientes de los pañales de tela » LetsFamily
embarazo

Inconvenientes de los pañales de tela

El lavado

Es sin duda el principal obstáculo para elegirlos. Estos pañales requieren que se los cambie con frecuencia, hay que lavarles la orina y las heces con jabón (no con vinagre) y después dejarlos en remojo. Cuando has juntado unos cuantos, solo entonces colocarlos en la lavadora sin mezclarlos con otras prendas. No hay que utilizar cloro, detergente o suavizante en el lavado, solo jabón suave. Después hay que tenderlos a secar, lo que demora entre 3 y 6 horas. Por supuesto que para esto debes tener un stock lo suficientemente grande de pañales como para seguir cambiando al bebé.

No son garantía de menos erupciones

Si bien los defensores de los pañales de tela dicen que por ser naturales no irritan, lo cierto es que al absorber menos la orina y el popó están más en contacto con la piel del bebé, por lo que si no se los cambia con mucha frecuencia sí pueden favorecer que aparezcan erupciones y dermatitis. Por el mismo motivo, no son convenientes para usar por las noches.

Más complicados cuando no estamos en casa

Algunas guarderías no permiten que mandemos al bebé con pañales de tela, pues implica guardarlos sucios en una bolsa y son más difíciles de cambiar. Por el mismo motivo, incluso si optamos por usarlos a diario, al salir de viaje tal vez convengan los descartables, especialmente si en el lugar de destino no cuentas con una lavadora. Lo mismo al salir de paseo: claro que se pueden guardar en una bolsita hasta volver a casa, pero no es lo más cómodo ni resulta muy agradable.

Posibles accidentes

Si bien los pañales de tela modernos vienen en diferentes modelos y poseen botones que permiten ajustar su tamaño al del cuerpo de los bebés, no logran un ajuste tan perfecto como los desechables. Y además, no absorben la humedad como lo hacen los desechables que tienen gel. Por estas razones, con los de tela suelen producirse pérdidas, sobre todo los primeros días hasta que aprendes a colocarlos bien.

¿Realmente gastas menos?

Los pañales de tela requieren una inversión inicial bastante grande. Es verdad que si los compras a conciencia y estimas muy cuidadosamente las necesidades reales de pañales a largo plazo costarán menos que los desechables. Pero si te dejas llevar por la moda y comienzas a comprar todos los modelos porque te gustó tal o cual diseño, terminarás gastando de más. Incluso si quieres ahorrar, puede que tengas que comprar más de un modelo o marca hasta encontrar la que funciona mejor con el bebé.

¿Conoces a alguien que utilice pañales de tela? ¿Cómo se sobrepusieron a estos desafíos?

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: