Infección de orina infantil — Lets Family

Infección de orina infantil

Una infección de orina infantil es imprevisible porque no transcurre de forma visible, ni presupone una clara indicación de la sintomatología. Hasta el diagnostico definitivo, los padres no sabrán el resultado.

Se trata de una afección bastante frecuente, pero que nos toma desprevenidos porque a veces sus síntomas son difíciles de reconocer, y hasta tanto no se llega al diagnóstico, no se le puede tratar adecuadamente. Aquí respondemos las dudas más frecuentes.

¿Por qué se producen las infecciones urinarias?

Las infecciones del tracto urinario ocurren cuando una bacteria penetra en el tracto urinario, llega hasta la orina e inflama la uretra, los riñones o la vejiga. Normalmente hay bacterias presentes alrededor del ano o la vagina, y en algunas ocasiones estas mismas bacterias llegan hasta la uretra y pueden ocasionar la infección. Se suelen producir en torno a los tres años de edad cuando comienzan el entrenamiento para dejar el pañal, y se deben muchas veces a la limpieza de atrás para adelante del área genital. Por eso son más frecuentes en las niñas que en los varones, con la excepción de bebés menores de un año que no hayan sido circuncidados, ya que estos niños son también proclives.

Otras posibles causas son el uso de ropa demasiado ajustada, los baños de burbujas y algunos defectos congénitos del tracto urinario.

¿Qué síntomas tienen?

A veces no aparecen síntomas específicos ligados a la infección urinaria, y por eso puede aparecer una fiebre sin foco aparente que nos preocupa hasta que finalmente el médico da con el diagnóstico. Pero por lo general, las infecciones del tracto urinario inferior suelen producir molestias como ardor al orinar, orina más oscura, necesidad constante de orinar o incontinencia, presión en la pelvis, etc.

¿Son graves este tipo de infecciones?

Es necesario tratarlas a tiempo, pues si bien la cistitis –el primer grado de infección- no suele ser grave, sí se puede complicar si se genera una infección en los riñones (conocida como pielonefritis) que también puede producir enrojecimiento de la piel, dolor fuerte abdominal, fiebre, escalofríos y vómitos. En este caso es posible que el niño requiera internación hospitalaria. Puede ser muy grave si lastima los tejidos del riñón.

¿Cómo es el diagnóstico y qué tratamiento se indica?

Para confirmar el diagnóstico, además de un examen clínico hace falta un análisis de orina. Recoger la muestra puede ser complicado si nuestro hijo aún usa pañales, para ello se suele emplear un catéter. Además del análisis de orina se suele indicar un cultivo para saber exactamente qué bacteria ha causado la infección y así tratarla adecuadamente. Las infecciones urinarias requieren el uso de antibióticos.

¿Se pueden prevenir?

Existen ciertos remedios caseros que no solamente ayudan a aliviar los síntomas de las infecciones urinarias sino que además sirven para prevenir algunas de estas. Una primera medida es darle al niño a beber suficiente agua todos los días, y estimularlo para que vaya al baño con frecuencia. Hay ciertos alimentos que también tienen componentes naturales que combaten estas infecciones: algunos de ellos son el ajo, los arándanos, la piña, la sandía y el aceite de coco.

Hay que aprovechar esta etapa de la vida para salir y no esconderse, estamos mucho más guapas durante el embarazo y eso se nota! Lejos quedan los tiempos en los que la mujer embarazada tenía que quedarse en casa como si estuviera enferma, ahora hay que disfrutar del verano y aprovecharse de todas las tendencias, no está reñido estar embarazada e ir a la moda y eso hay que aprovecharlo el verano que nos toca.