Invaginación intestinal en niños y bebés » LetsFamily

Invaginación intestinal en niños y bebés

La invaginación intestinal es el deslizamiento de una parte del intestino dentro de otra y se trata de la causa más común de obstrucción intestinal en niños de entre 3 meses y 3 años de edad. La invaginación intestinal se puede producir en el colon, en el intestino delgado o entre el intestino delgado y el colon. El resultado puede ser una obstrucción que impida el paso por el intestino de los alimentos que el niño digiere. En este artículo te explicamos las causas, los síntomas y el tratamiento para este problema.

Causas de la invaginación intestinal:

No se conoce la causa exacta de la invaginación intestinal, aunque se puede producir con mayor frecuencia en personas con familiares que también sufrieron este problema. Aunque es poco frecuente, también se ha observado una mayor incidencia de desarrollo de esta enfermedad en niños que presentan tumores o masas abdominales o intestinales y en niños con apendicitis. Además, se produce con mayor frecuencia en varones que en hembras.

La mayoría de los niños que desarrollan este trastorno tienen menos de tres años, aunque la invaginación intestinal también puede producirse en niños de mayor edad, adolescentes e incluso adultos.

La presión generada por las paredes del intestino causa:

  • Disminución del flujo sanguíneo
  • Irritación
  • Hinchazón

Síntomas de la invaginación intestinal:

Si no se trata esta enfermedad, puede causar daños graves en los intestinos e incluso la muerte del tejido intestinal. Puede derivar en una infección abdominal grave denominada peritonitis. Por eso es muy importante conocer sus síntomas.

El síntoma más común es un dolor intenso y repentino en el abdomen en un niño que previamente se encontraba bien. Al principio el dolor puede confundirse con cólicos. Los niños pueden retorcerse y llorar por el dolor, estarán pálidos y cansados.

El abdomen puede estar hinchado y el pequeño puede sufrir vómitos de color amarillo verdoso. A veces, hay sangre en las heces.

Tratamiento de la invaginación intestinal:

Si tu hijo presenta alguno de los síntomas anteriores y su médico le ha diagnosticado invaginación intestinal tras una ecografía o radiografía abdominal, será éste uien determine el tratamiento específico según la magnitud del problema. La gran mayoría de las veces el problema se soluciona administrándole al niño un enema de aire o enema de contraste. Si surgen complicaciones, será necesario realizar una cirugía.