La enfermedad de la membrana hialina » LetsFamily
embarazo

La enfermedad de la membrana hialina

La incidencia es mayor en varones y, en este sentido, se incrementa cuando más prematuro haya sido el parto.

Causas de la enfermedad

El síndrome de la dificultad respiratoria (que afecta, aproximadamente, a un 1% de recién nacidos) viene motivado por la inmadurez del sistema respiratorio de los bebés, y por la ausencia en los pulmones de una sustancia que se conoce como surfactante, que favorece la inspiración e impide el colapso de los alveolos pulmonares.

Otras causas que pueden justificar la presencia de la enfermedad de la membrana hialina son:

  • Condicionantes genéticos.
  • Hermanos/as que sufrieron la enfermedad.
  • Inducción al parto.
  • Parto por cesárea.
  • Alteraciones en la circulación sanguínea del bebé.
  • Embarazo gemelar (o múltiple).

Un trabajo de parto rápido también puede justificar la aparición del síndrome de dificultad respiratoria. Del mismo modo, también puede aparecer con relativa frecuencia en hijos de madres diabéticas.

Síntomas

Los síntomas más característicos de la enfermedad de la membrana hialina son un aumento anormal de la frecuencia respiratoria, taquicardia, recesión de la pared pectoral, cianosis, ruido al respirar, periodos de apnea, disminución del gasto urinario, aleteo nasal, …

Esta enfermedad puede presentar una serie de complicaciones, como son la hipoglucemia, acidosis, hemorragias intracraneales, desplome de la presión sanguínea… En la mayoría de los casos, el especialista encargará pruebas y exámenes tales como la gasometría arterial o la radiografía del tórax para detectar el problema y descartar otros con síntomas más o menos coincidentes.

La mayoría de las veces esta afección respiratoria tiene lugar a las pocas horas de nacer el bebé, por lo que se suele detectar cuando la pequeña o el pequeño aún están en el hospital.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

Comenta en nuestro foro de salud

Vota en nuestra encuesta sobre qué ha sido lo más duro de tu embarazo