La importancia de desarrollar un Apego Seguro » LetsFamily
la importancia del apego seguro

La importancia de desarrollar un Apego Seguro

La palabra Apego se repite mucho a lo largo de la crianza, crianza con apego, tipos de apego, apego seguro, apego emocional…

Pero ¿Somos realmente conscientes de lo que significa? Conscientes de la importancia que tiene para nuestros hijos e hijas y para su futuro, conscientes de que somos nosotros los adultos de referencia quienes debemos proporcionarlo, conscientes de que si este Apego no se forma seguro las consecuencias pueden ser muy duras. En resumen, conscientes de la verdadera importancia de esta formación del Apego seguro.

 

“Se ha descubierto que los seres humanos de cualquier edad son más felices y capaces de desplegar sus talentos al máximo cuando están seguros de que… hay una o más personas de confianza que acudirán en su ayuda si surgieran dificultades”

John Bowlby

 

John Bowlby desarrolló la Teoría del Apego; habló de la importancia de las relaciones con los padres, de los tipos de Apego y de las consecuencias de desarrollar un tipo u otro de Apego.

Según Bowlby, venimos programados biológicamente para crear estos vínculos con los demás, lo que nos permite la supervivencia, siendo el Apego del bebé hacia la madre algo totalmente instintivo, un vínculo específico que va a unir al bebé con su madre.

 

La importancia del Apego seguro

Desde que nacen, los bebés necesitan cuidados muy específicos, necesitan que todas sus necesidades, tanto fisiológicas como emocionales, estén totalmente cubiertas y, si esto es así, el niño sentirá confianza en las personas que le cuidan, especialmente hacia sus figuras de referencia.

Los bebés necesitan calma y amor, pero si por el contrario las primeras relaciones que establece el bebé son de rechazo o son relaciones hostiles, ese bebé lo que va a crear son expectativas negativas, generando a su vez actitudes y conductas inadecuadas y conflictivas en un futuro.

Los bebés utilizan el llanto para llamar a sus figuras de Apego y dependiendo de las respuestas de estas figuras, se va a generar seguridad o inseguridad en ellos.

En el Apego seguro, los niños utilizan a su mamá de base para poder explorar, cuando su madre desaparece de su campo de visión, se muestran muy afectados y cuando regresa se dejan consolar por ella, se sienten seguros y vinculados de nuevo, lo que les va a permitir seguir con su exploración.

 

Cómo tienen que ser las relaciones y qué debe haber en el Apego seguro

Entonces, ¿cómo tienen que ser las relaciones para que se confirme ese Apego seguro?:

  • Asimétricas, la persona adulta sabe lo que hay que hacer, da seguridad al bebé
  • Íntimas, la persona cuida del bebé en todas sus necesidades
  • Rítmicas, uno comunica y la otra parte responde de manera amable
  • Desformalizadas, en una relación espontánea
  • De incondicionalidad, la figura de apego va a estar siempre disponible y accesible para el bebé
  • La figura de apego permanece en el tiempo con muchas interacciones
  • El estilo educativo que toma la figura adulta está basado en el respeto al niño

 

Para que se genere este vínculo, este Apego seguro, debe haber:

  • Cercanía física
  • Cercanía emocional
  • Contacto visual
  • Permanencia en el tiempo
  • Límites y normas
  • Amor incondicional
  • Respuestas eficaces
  • Respuestas sensibles
  • El hablar, cantar, los cuentos
  • Las rutinas seguras
  • Evitar los juicios

 

Tipos de Apego

Según la teoría de Bowlby, existen cuatro tipos de Apego:

  • APEGO SEGURO: El Apego más sano es este y se da cuando el bebé siente incondicionalidad por parte de sus figuras de referencia, en especial de su madre. El cuidador proporcionar seguridad y la certeza de que va a estar ahí siempre que el niño lo necesite sin que esto suponga ningún tipo de esfuerzo.

Los niños se van a sentir validados y seguros con el mundo que les rodea.

  • APEGO ANSIOSO/AMBIVALENTE: Este tipo de Apego va a generar mucha angustia en el bebé ya que las respuestas de sus cuidadores no son claras y de esta manera van a crecer con mucha incertidumbre e inseguridad.

Los niños que presentan este tipo de Apego tienden a explorar el entorno de forma insegura y cuando su figura de Apego reaparece, tardan en calmarse.

Son niños inseguros, que muestran mucha ansiedad por la separación y que vigilan constantemente la presencia de su figura de referencia.

  • APEGO EVITATIVO: Aparece cuando los cuidadores o figuras de referencia no proporcionan la suficiente seguridad al bebé.

Los niños con este tipo de Apego son, a primera vista, muy independientes y autónomos, están muy desvinculados de las emociones, además, no lloran cuando su figura de referencia se aleja.

Esta falsa seguridad o falsa autonomía, genera mucho sufrimiento al niño, desarrollando en un futuro muchos problemas de relaciones con los demás, además de tener un estrés muy elevado y una inseguridad muy marcada.

  • APEGO DESORGANIZADO: Viene dado por la conducta negligente de las figuras de Apego o de referencia del bebé.

El niño va a presentar comportamientos inadecuados y desadaptativos, mostrando una evitación hacia su progenitor o incluso miedo.

Estos niños se caracterizan por ser muy inseguros, con grandes explosiones emocionales y con una mala gestión de sus propias emociones.

 

El vínculo con el bebé en sus primeros años de vida

Como se puede comprobar, somos nosotros, los adultos de referencia padres, madres, educadores, abuelos y todo adulto que se relaciones con los niños y niñas, pero en especial el papá y la mamá, quienes tenemos las herramientas gracias a nuestro comportamiento y a nuestras respuestas a las demandas, para crear un tipo de Apego u otro en los más pequeños.

La calidad del Apego, el tipo de Apego que desarrollen nuestros hijos e hijas, marcará y determinará su futuro, sus relaciones con los demás, su propia personalidad, su gestión emocional, sus miedos y hasta su propia felicidad futura.

Los primeros años de vida son cruciales para establecer vínculos fuertes y de calidad y está en nuestras manos hacerlo así, ya que estos vínculos van a formar parte del resto de nuestra vida y van a marcar el futuro que nos espera.

El Apego se forma en el primer año de vida, las relaciones que establezcamos con nuestros hijos durante los primeros meses marcarán el resto de su vida.

Vuelvo entonces a insistir… ¿Somos realmente conscientes de lo que significa ser padres? ¿De lo que significa crear un Apego seguro con nuestros hijos e hijas?

Espero que sí, espero que cada vez más padres y madres se guíen por el camino de la crianza respetuosa en la educación para sus hijos e hijas.

¡Gracias Familias! Y ¡Feliz Crianza!

 

Artículo escrito por:

Ana Torres Rojo, experta en crianza respetuosa y directora de la web Mami me mima

mami me mima