La lista de imprescindibles para el recién nacido » LetsFamily

La lista de imprescindibles para el recién nacido

 

Sin embargo, hay algunos imprescindibles que no siempre están en esa lista de regalos, y conviene tenerlos preparados para que la bienvenida al nuevo miembro de la familia sea perfecta. Vuestro cariño es fundamental para el bebé, pero además hay que cubrir algunas necesidades.

 

Ropa de bebé

6 Bodies. Es como nuestra ropa interior, así que les darán mucho uso. Lo mejor es que tengan corchetes delante y en la entrepierna para que sea más fácil cambiar el pañal sin tener que quitárselo.

4 pijamas. Al principio pasará casi todo el tiempo que esté en casa con el pijama. Por eso conviene que sea muy cómodo y fácil de poner y quitar.

2 gorros. Los bebés suelen perder calor por la cabeza, por eso conviene que lleven gorro si es invierno. Igual que, si es verano, debemos procurar que el sol no les dé directamente en la cara, por lo que nunca está de más una gorra.

4 pares de calcetines. Aún no hace falta calzado, pero sí taparles los pies con unos calcetines o patucos para que mantengan la temperatura (también pierden calor por los pies).

4 conjuntos de paseo. Conviene sacarlos de paseo a diario, y para ese momento del día podemos ponerle todo lo guapo que queramos.

1 toquilla o manta. Es muy socorrida si estamos en la calle y se levanta algo de aire. O si a primera hora de la mañana en casa aún no hemos encendido la calefacción y hace un poco de fresco.

 

Baño y aseo

Bañera. En las tiendas de artículos para bebés encontrarás todo tipo de bañeras. Lo más importante es que no sea muy grande, para que podamos lavar al bebé en un espacio recogido y donde nos podamos manejar con él sin peligro, ubicándola en un sitio seguro. Basta con ponerle una cantidad pequeña de agua, unos 10 centímetros.

Esponja. También podamos usar nuestras manos, sobre todo los primeros días, pero siempre viene bien tener una esponja natural a mano.

Jabón suave. Encontrarás geles que tienen PH neutro específicos para bebés, que no dañan su piel.

Aceites naturales. Después del baño podemos darle crema hidratante hipoalergénica, sin colorantes, perfumes o emulsionantes, aunque son igual de eficaces los aceites naturales, en especial el aceite de almendras dulces. De esa forma, no interferimos en el equilibrio natural de su piel.

Toallas. Con un par de juegos de toallas de algodón es suficiente. Hay que tener especial cuidado en secarle bien los pliegues de las ingles y las orejas, además de taparle la cabeza y los pies. Aunque hay toallas con capucha, con una toalla normal también podemos cubrirle la cabeza.

Cambiador. Podemos elegir entre un mueble independiente o sólo la superficie acolchada que pondremos sobre la cama o una cómoda. Lo más importante es que lo coloquemos en un lugar seguro, desde donde lo vigilemos todo el tiempo que dura la operación del cambio de pañal. Para eso es fundamental tener todos los utensilios que vamos a utilizar a mano.

Toallitas húmedas. Se usan después de quitarle el pañal. Aunque también se puede limpiar la zona con agua y jabón o una esponja destinada sólo a ese uso, las toallitas húmedas son bastante prácticas. Teniendo dos o tres paquetes en casa no nos quedaremos cortos.

Pañales. Algunos recién nacidos pueden usar hasta 10 pañales diarios, así que conviene tenerlo en cuenta para que no se acaben enseguida las existencias. De todas formas, crecen tan rápido que en unas semanas ha podido cambiar de talla, por lo que tampoco conviene pasarse.

Crema. Una vez que hayamos quitado el pañal y le hayamos limpiado bien, le vendrá bien un poco de crema hidratante que alivie las rozaduras, irritaciones o escozores que puede provocar el uso del pañal.

Gasas estériles de algodón. Son la mejor opción para limpiarle los ojos, la nariz y los oídos, o para secarle cuando se le queda algo de leche alrededor de la boca.

Suero fisiológico. Con él quitaremos las legañas que pueda tener. También sirve para limpiar su nariz si está congestionado.

 

Alimentación

  • Si le damos el pecho:

Cojín de lactancia. Aunque no es estrictamente necesario, la mayoría de las mamás primerizas lo agradecen porque ayuda a situar al bebé en la postura correcta y no se acusa tanto su peso.

Discos de lactancia. Tampoco son totalmente imprescindibles, pero evitan algún que otro apuro cuando no estamos en casa y se escapa algo de leche.

Biberones. Aunque no tengamos pensado alimentarle con leche de fórmula, tener algún biberón en casa donde dejar la leche extraída por si vamos a estar fuera de casa más de dos horas evita contratiempos. Con dos biberones pequeños, de 90 ml., de diferentes marcas para acertar con el que más le gusta al bebé es suficiente.

Sacaleches. Si queremos sacar algo de leche para esos imprevistos que nos mantienen lejos de él justo en el momento en que necesita comer, podemos hacerlo de forma manual o con un sacaleches. Y de estos contamos con dos tipos: sacaleches manual, que hace menos ruido, o eléctrico, que aligera la tarea.

 

  • Si se le alimenta con leche de fórmula:

Biberones. Con tener un par para que elija el que mejor se acomode a él y de pequeño tamaño, 90 ml., es suficiente.

Tetinas. Necesitaremos el mismo número de tetinas que de biberones, y de la misma marca que éstos. Para los primeros meses se recomiendan las de silicona, que no se deforman, con válvula anticólicos y de flujo lento.

Leche de fórmula. Conviene tener al menos dos botes en casa, el que está abierto y otro de reserva, para que no haya que salir a la farmacia de guardia en el último minuto. En cuanto a la marca, el pediatra te indicará la más adecuada.

Limpiabiberones. Se trata de un cepillo para limpiar exclusivamente los biberones, tetinas y los accesorios del sacaleches. Así será más sencillo evitar gérmenes.

 

De paseo

Silla de paseo. La mayoría se pueden usar desde su nacimiento hasta que empiezan a andar, por lo que elegir bien un modelo que sea cómodo tanto para él como para los padres que lo llevarán es lo fundamental.

Bolsa de paseo. En ella meteremos los imprescindibles para estar un rato fuera de casa: pañales, cambiador portátil, toallitas húmedas…

Silla de seguridad para el coche. Debe cumplir la normativa europea, ser del grupo 0 o 0+ y colocarse en el sentido inverso a la marcha del coche.