La manta de actividades para el bebé » LetsFamily
Manta actividades bebé

La manta de actividades para el bebé

Se llaman mantitas de actividades, alfombras de juegos o gimnasios para bebés y son uno de los juguetes favoritos para los más pequeños. Cumplen un papel importante en el aprendizaje de los niños en los primeros meses, les entretienen muchísimo y les ayudan a ejercitarse.

Los gimnasios para bebés son mantitas que se colocan en el suelo y que ofrecen distintos juegos para estimular al bebé a moverse, fijar la atención e interactuar. Suelen ser evolutivas: hay elementos que les llaman más la atención los primeros meses y otros más atractivos al final, y muchas pueden montarse de diferentes maneras para ir aumentando el grado de dificultad.

Muchas llevan arcos con muñecos, espejos de autorreconocimiento o elementos con diferentes sonidos y movimientos para que el niño también disfrute de la mantita cuando está tumbado boca arriba.

El bebé tiene que estar también boca abajo

Y la mantita blanda, acolchada y con  texturas y pequeños elementos móviles cumple la importante misión de estimular al bebé a estar boca abajo. Acostamos a los bebés boca arriba para dormir, al menos en los primeros meses, como medida de prevención de  la muerte súbita del lactante. Por este motivo, muchas veces tendemos a tener a los niños sobre su barriguita menos tiempo del que debieran, a pesar de que lo necesitan para ir fortaleciendo los músculos de cuello, brazos y espalda, un paso imprescindible antes de empezar a gatear  y darse la vuelta.

Los requisitos de un buen gimnasio para bebés

Existen muchas opciones de mantas de aprendizaje para bebés con diferentes motivos, colores y juegos, pero la mayoría cumplen con los básicos que se esperan de ellas:

  • Ofrecen actividades variadas para entretener y  estimular al bebé.
  • Algunas se adaptan a diferentes edades con pequeños cambios, otras son para edades concretas. Es importante que la manta esté adaptada a la edad del bebé que va a jugar con ella.
  • Cumplen con la normativa de seguridad de la UE y están homologadas.
  • No contienen elementos que se puedan soltar y el bebé pueda meterse en la boca, ni lazos o tiras de tela que se puedan enredar en su cuello.
  • Se pueden lavar y limpiar fácilmente.
  • Son lo suficientemente acolchadas para evitar que el bebé se haga daño en caso de caída o de un pequeño golpe y para aislarlo del frío del suelo.
  • Los colores, texturas, formas y sonidos y música de los elementos de la manta de actividades estimulan los sentidos del  bebé y le ayudan  a fijar la atención y a practicar tanto la motricidad gruesa (estirar brazos y piernas, girarse haciendo “la croqueta”, sujetarse sobre su barriguita etc.) como la motricidad fina (agarrar cosas con la mano, hacer sonar objetos con los deditos, subir y bajar elementos con los dedos…).