La sudamina o milaria » LetsFamily
sudamina o milaria

La sudamina o milaria

Una de las consecuencias del ascenso de las temperaturas y la mayor exposición al sol, son los famosos sarpullidos. No todos son iguales. Hoy hablamos de la “sudamina o milaria”.

La sudamina o miliaria es una erupción (sarpullido) que con frecuencia aparece en la piel de algunos niños, sobre todo recién nacidos y menores de un año, que por lo demás están sanos. Se produce por la obstrucción de los conductos de las glándulas del sudor (sudoríparas) que todos tenemos en la piel y parece que está relacionada con el calor, lo que no quiere decir que sea exclusiva del verano. Aparecen granos del tamaño de una cabeza de alfiler que suelen ser rojos o bien blanquecinos. Suele afectar a las zonas de la piel donde son más abundantes las glándulas sudoríparas, es decir, la frente, cara, cuello, pecho o espalda.

¿Qué se puede hacer para prevenirla?

Para evitar la excesiva sudoración que favorece la aparición de la sudamina, conviene no abrigar demasiado al niño, no utilizar ropa muy ajustada y mantener una adecuada higiene. Para ello, son aconsejables el baño diario y una buena hidratación de la piel, con el aceite o la crema habituales.

¿Cómo se trata?

La sudamina es una alteración benigna y transitoria que no precisa de un tratamiento específico. Es recomendable mantener los cuidados habituales de la piel y evitar obstruir aún más los conductos de las glándulas del sudor con preparados como el talco, cremas muy espesas, etc.