La transición de dos siestas a una sola

Comentar: (0)

Compartir:

La mayoría de los bebés de un año todavía necesitan dormir dos siestas: una a media mañana y otra después de comer. Sin embargo, alrededor del año y medio, muchos bebés comienzan a permanecer despiertos y activos durante más horas, y dejan de dormir la primera siesta. Este cambio en su rutina es muy importante y no siempre resulta sencillo. Aquí te damos algunas claves.

¿Cómo reconocer que está listo para dejar una siesta?

Además de su edad (pues la siesta de media mañana suele ser necesaria hasta por lo menos los 15-18 meses), notarás que tu bebé está listo para pasar a una sola siesta cuando ponerlo a dormir se convierte en una lucha. Asimismo, si las siestas están interfiriendo con la hora de dormir por las noches, es posible que tu niño haya crecido y no necesite dormir tanto durante el día. Otro signo es que las siestas –normalmente la segunda- comienzan a acortarse significativamente.

¿Cómo debes cambiarle la rutina?

Una vez que decidas que el bebé está listo para dejar la siesta de media mañana, tu objetivo será que realice una sola siesta diaria poco después del almuerzo (y no más tarde). Comienza por retrasar la siesta de la mañana 15 minutos cada día, o cada dos días. También puedes ofrecerle al bebé actividades interesantes que lo mantengan ocupado para conseguir que llegue despierto al almuerzo. Puedes adelantar un poco la hora de comer, para después acostarlo bien cansado temprano a la tarde.

Cuando duerma una sola siesta, posiblemente tu hijo requiera unas dos horas para recargar energías. Si está habituado a hacer siestas más cortas, los primeros días procura ayudarlo a que se vuelva a dormir, ya sea palmeando suavemente su espalda o recurriendo a estrategias como oscurecer el cuarto, usar música suave o ruido blanco.

Un cambio gradual

Debes aceptar que, como ocurre con otras transiciones, esta no se da de un día para el otro. La mayoría de los bebés pasa por una fase donde una siesta es poco y dos siestas son demasiado, y esta etapa puede durar desde poco días hasta algunos meses. Acepta que durante este tiempo tu bebé se mostrará un poco somnoliento e irritable hasta que se habitúe al nuevo esquema.

Cuando la siesta única está establecida

Finalmente habrás terminado la transición cuando tu bebé permanezca despierto y de buen humor durante toda la mañana, y duerma una larga siesta después de comer, pero despierte lo suficientemente temprano como para llegar con sueño a la noche. Lo bueno de la etapa que comienzas es que no tendrás más transiciones en el sueño por un largo tiempo, ya que los niños suelen necesitar una siesta a media tarde por lo menos hasta los cuatro años.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
1

Average: 1 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados