Labios de la vulva pegados » LetsFamily

Labios de la vulva pegados

No es frecuente en recién nacidas, pero puede darse en niñas de entre cuatro meses y dos años. Puede aparecer hasta los seis años.

Aunque no afecta por igual a todas las niñas, es frecuente a esta edad porque la cantidad de hormonas femeninas es baja y porque las inflamaciones o irritaciones en la zona del pañal, favorece que aparezca.

Lo detectarás porque al bañar a la niña observarás que la vulva tiene forma irregular: los bordes se juntan y parece más pequeña. También porque el pipí sale con más dificultad pues el orificio por donde sale la orina se estrecha.

Si observas todo esto en tu hija, debes ir al pediatra, aunque puedes esperar a la siguiente revisión. No se trata de una cuestión urgente.

Probablemente el pediatra te recomiende que cuides la higiene genital con jabones neutros y que seques la zona con cuidado. En algunos casos se prescribe algún tipo de crema con estrógenos y en otros el médico recomendará untar vaselina en los labios separados.

Normalmente la adherencia es mínima. El nivel de hormonas aumenta sin necesidad de tratamiento alguno y los labios de la vulva terminan separándose solos.