Las claves de la crianza con apego

Comentar: (0)

Compartir:

En los últimos años ha cobrado auge el concepto de “crianza con apego”, desarrollado por el pediatra William Sears, que aboga por respetar las necesidades del bebé y del niño pequeño y responder a las mismas desde la comprensión y el amor. En España han tenido mucho éxito los libros de Carlos González y de Rosa Jove y, pese a no estar exenta de críticas, la crianza con apego cuenta cada vez con más seguidores. ¿Cuáles son algunas de las claves para ponerla en práctica?

Prepararse para el embarazo y el parto

Aprender acerca de lo que ocurre en nuestro cuerpo y de cómo el parto es un proceso fisiológico natural que nos permitirá dar vida, nos ayudará también a estar atentas a nuestras propias necesidades, a pedir un parto respetado y a favorecer el contacto piel con piel con nuestro bebé desde su nacimiento.

Alimentar con amor

Tanto la lactancia materna a demanda como el baby led weaning una vez que comience la alimentación complementaria, ambos apuntan a que sea el bebé quien dicte los ritmos de su alimentación, y no que se le impongan. Los seguidores de la crianza con apego apuestan por la lactancia prolongada y el destete gradual y respetuoso.

A la hora de dormir

El colecho (total o parcial, es decir, compartiendo la cama o solamente el dormitorio) es uno de los pilares de la crianza con apego. Se apoya en el hecho de que los bebés humanos, como cualquier mamífero, están preparados para dormir lo más cerca posible de sus madres, que pedir el pecho de noche es un mecanismo instintivo de supervivencia, y que no responder al llanto del bebé les genera estrés y trae consecuencias negativas a largo plazo.

Mejor el porteo

Para realizar las tareas cotidianas y tener al bebé bien cerca del cuerpo de mamá (o de papá), o para viajar con bebé, mejor resulta el porteo y no el carrito. Los bebés se sienten más relajados y seguros cuando están junto a sus padres. La crianza con apego apuesta porque los pequeños pasen todo el tiempo posible en brazos, que ello no los “malacostumbra” ni los malcría.

Límites respetuosos

Al ir creciendo los bebés, cuando ya son niños pequeños que pueden comprender el “sí” y el “no”, la crianza con apego propone que los límites también se inculquen con amor. De nada sirve castigar o reprimir la curiosidad natural de los niños. Hay que comprender que los berrinches son una etapa ineludible en el desarrollo de la personalidad del niño, y que deben ser contenidos, no censurados.

La crianza con apego, sostienen sus seguidores, desarrolla lazos fuertes y duraderos de afecto entre el bebé y sus padres, lo que les permite a los niños crecer para convertirse en personas independientes y seguras.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados