Las uñas del recién nacido

letsfamily -
30/06/2022 - Tiempo de lectura 4 mins
cortar las unas del bebe

Este artículo trata de:

Uñas bebé
Cómo cortárselas

Las uñas de los niños recién nacidos son muy quebradizas, se les suelen romper con facilidad y, en ocasiones, bastante largas. No es extraño que el bebé se haga sin querer algún arañazo al mover las manitas y se pueda producir pequeñas heridas en su cara. Ahora que son tan pequeñitos hay que cortar las uñas del bebé con mucho cuidado y siguiendo una serie de consejos. Pero no te preocupes, pronto se fortalecerán y podrás cortarlas sin tanto cuidado.

¿Cuánto esperar para cortar las uñas al bebé?

La recomendación general es que no se corten las uñas de los recién nacidos hasta, al menos, la tercera o cuarta semana. De esta manera, por un lado damos tiempo a que se fortalezcan y por otro dejamos que se separen un poquito más de la piel. Porque otra característica de las uñas en esta etapa es que, en la mayoría de los casos, suelen estar muy pegadas al dedo y es fácil, al cortarlas, cortar también un poquito de piel sin querer.

¿Manoplas?, mejor evítalas

Los pediatras desaconsejan poner manoplas a los bebés para evitar los arañazos: es mejor que las manos estén, en general, al aire (otra cosa es que tu bebé nazca en invierno y salgas con él a la calle. Si hace frío, unas manoplas o llevarle con las manos tapadas tiene todo el sentido). Si se hacen algún rasguño, suele ser superficial y se cura en pocos días. Lo único que hay que hacer en estos casos es mantener la zona limpia.

objetos para cortar las unas del bebe

Cómo cortar las uñas del recién nacido

Si, de todas formas, prefieres intentar cortar las uñas a tu bebé en las primeras semanas de vida, toma nota de estas recomendaciones: pero con muchísimo cuidado para no hacerles daño, sobre todo porque son finas, pequeñas y muy delicadas.

  • Utiliza unas tijeras especiales para cortar las uñas a los bebés. Son curvas, para adaptarse a la forma natural de la uña, con hojas de pequeño tamaño y con la punta roma, para evitar pincharle sin querer. Por otro lado, también se puede usar un cortaúñas específico para niños pequeños. Si se quiere la máxima seguridad, otra opción es adquirir un cortaúñas eléctrico que lo que hace es desgastar las uñas del bebé gracias a la vibración que produce este dispositivo.
  • También es posible utilizar una lima de uñas para bebé, que son muy suaves y que se pueden usar para suavizar el filo una vez cortadas o incluso para prescindir del cortaúñas.
  • No cortes las uñitas al ras, deben sobresalir un poco. Así evitas cortarle la piel y que se claven en la carne cuando crezcan. A la hora de cortar las uñas al bebé se debe presionar un poco la yema de los dedos hacia abajo para tener más seguridad en el corte con la parte que sobresale.
  • Córtaselas rectas, cuadradas, no con la forma del dedo, para evitar que se encarnen, lo que puede resultar muy molesto, y proteger el lecho de la uña que todavía es muy sensible.
  • Tienes que tener cuidado de no dejar los bordes de las uñas muy afilados para que no se lesione a él mismo ni a otros niños.
  • Hay que hacerlo con calma, porque se mueven de forma impredecible y puede resultar bastante difícil controlar sus movimientos.
  • Sobre cuál es el mejor momento para cortar las uñas al bebé, podemos decir que vale cualquier momento en el que el pequeño se encuentre tranquilo y relajado, como por ejemplo después de un baño, antes de dormir o incluso, si se hace con mucho cuidado, cuando se encuentre durmiendo. Si se hace después del baño, se aprovechará que con el agua y la temperatura habrá ablandado las uñas, siendo más fácil el corte, produciéndole menos molestias, que eso es de lo que se trata. Si lo haces con cuidado cuando duerme, evitarás accidentes por movimientos inesperados y le ahorras al bebé pasar un mal rato porque a casi ningún niño le gusta que le corten las uñas.
  • Cuando se hayan cortado las uñas al bebé, hay que asegurarse de que no queda ninguna arista y si hace falta, dado que las uñas son pequeñas, hay que usar una lupa. No puede quedar ningún borde afilado y tienen que estar todas completamente limpias para que no se haga daño.
  • La frecuencia para cortar las uñas depende de la necesidad. Cuando veas que el niño se araña solo, deberías hacerlo.

Ten en cuenta que las primeras veces te costará algo de trabajo, sin embargo, poco a poco irás adquiriendo práctica, el proceso de cortar las uñas al bebé será mucho más sencillo y lo harás de una forma mucho más rápida, por ello es importante que vayas con calma.

Si te ha gustado este tema, puede que te interesen los siguientes artículos:

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos