Limpieza en casa con bebes y niños » LetsFamily
limpieza en casa con bebés y niños

Limpieza en casa con bebes y niños

Antes de que llegaran los niños, lo habitual era que si un día no nos apetecía limpiar o hacer ciertas tareas del hogar decíamos cosas del tipo: ¡bah, ya lo haré mañana! ¡Bueno, el sábado me pongo con ello! o ¡No pasa nada porque hoy no friegue los cacharros! Pero un día llega un nuevo miembro a la familia y la limpieza en la casa con bebés o niños se torna en un asunto esencial.

De repente, nos parece que todo está sucio y desordenado y consideramos que tenemos que limpiar hasta el último de aquellos rincones de la casa que hacía años (por no decir siglos) que no los habíamos tocado.

Por si fuera poco, el tema de la limpieza en casa con bebés o niños se convirtió en algo imprescindible desde el momento que comenzó la crisis del coronavirus. Si antes la limpieza de la casa era importante, ahora se convierte en primordial la limpieza y desinfección de las zonas comunes de la casa y mantener la higiene del hogar.

Estos son algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta sobre la limpieza en casa cuando tenemos bebes y niños.

Tirar todo aquellos que no necesitemos

Antes de que llegue el bebé habría que poner en práctica el lema de “menos es más”. Cuantos menos objetos inútiles tengamos en casa, menos tendremos que limpiar cuando tengamos al pequeño en casa. Si hay objetos que creemos que vamos a poder utilizar en un futuro, lo mejor es que os hagáis con unas cajas de cartón y guardadlos. Una vez que tengamos al bebé en casa, convendría regalar o donar todos aquellos objetos (como ropa, juguetes…) que nuestro bebé ya no necesita al ir creciendo.

 

Crea unas rutinas de limpieza

Sabemos que seguir una rutina es una tarea harto complicada cuando tenemos bebés o niños pequeños en casa, ya que no vamos a saber cuándo tendremos tiempo suficiente para dedicar a las tareas del hogar. Sin embargo, convendría hacer una lista de las tareas que se deben realizar cada día, las que se pueden hacer una vez a la semana y las que se pueden dejar para hacer una vez al mes. A partir de ahí crearíamos un horario de tareas. Lo ideal sería que las tareas diarias no nos llevasen más de 20 minutos al día.

Limpiar en los “tiempos muertos”

Si os resulta imposible limpiar con el bebé llorando todo el tiempo o con los niños correteando por la casa, aprovechad para hacer pequeñas tareas cuando los niños están dormidos o cuando no están en casa. Una opción es que mientras uno de los miembros de la pareja entretiene a los niños, el otro se dedique a limpiar.

También podéis dedicar tiempo a quitaros algunas tareas aburridas de encima como planchar mientras veis en la tele vuestro programa favorito o mientras se escucha música.

Un último consejo es no ir acumulando trastos. Por ejemplo, nada más terminar de comer meted los platos sucios en el lavavajillas o después de lavaros los dientes, limpiad con un papel el lavabo. Dedicar 5 minutos a estas mini-tareas, hará que no tengáis que meteros la gran paliza un día en concreto.

Desinfectar la casa

Antes de desinfectar la casa con productos desinfectantes, necesitamos limpiarla con agua y con jabón.

Si tenemos niños es mejor utilizar productos que no sean tóxicos ni que sean nocivos con el medio ambiente. En estos días que es necesario desinfectar bien la casa a causa del coronavirus, si utilizamos productos como lejías o amoniaco, hay que estar pendientes de que los niños permanezcan en otra habitación de la casa jugando o haciendo los deberes o bajo la vigilancia de un adulto.

Evitar accidentes de los niños mientras limpiamos

Hay que tener cuidado para evitar accidentes de los niños cuando limpiamos. Podemos tener dos zonas de juegos para que permanezcan allí mientras nosotros estamos haciendo tareas del hogar que pueden ser un peligro para ellos como planchar o cocinar.

Si fregamos los suelos, hacerlo con la puerta cerrada para evitar que entren y se resbalen con el suelo mojado y con la ventana abierta, para que el suelo se seque cuanto antes.

Otro tema importante es mantener lejos de los niños aquellos cubos de basura donde tiramos objetos peligrosos para ellos como cristales o latas con bordes cortantes.

Por supuesto, mantener los productos de limpieza lejos del alcance de los más pequeños.

 

Educar a los niños para que participen en las tareas y enseñarles a no ensuciar

Conviene que los niños comprendan desde que son pequeños que las tareas del hogar no es algo que corresponde hacer al papá o a la mamá, sino que son todos los habitantes de la casa los que deben responsabilizarse de tener limpia la casa.

Desde que son pequeños conviene crear unos hábitos en el niño para que no ensucien la casa, como no subir con los zapatos al sofá o recoger su plato y su vaso cuando ha terminado de comer.

Poco a poco, podemos ir introduciendo a los niños en las diferentes tareas del hogar dependiendo de la edad que tengan.

Limpieza con bebés

En cuanto a los bebés, hay que diferenciar entre la limpieza en sus primeros meses de vida y cuando el bebé aprende ya a gatear. Durante los primeros meses, el bebé se pasará todo el día en la cuna, el carro o en los brazos de sus papás, por lo que en esos meses hay que centrarse en la limpieza de los espacios donde dejamos los objetos del bebé. La cosa cambia cuando el bebé comienza a gatear y a meterse todo lo que encuentra a su paso en la boca; es entonces cuando tenemos que dedicar más tiempo de limpieza a las zonas que suele recorrer el bebé.

Otros pequeños trucos que os ayudarán a ahorrar tiempo de limpieza cuando tenéis un bebé es comprar ropa que no necesite planchado y utilizar un portabebés que os permita tener las manos libres para poder realizar algunas de las tareas del hogar.

Por último, hay que prestar atención a la esterilización de objetos de uso diario del bebé como chupetes, tetinas y biberones.

Limpieza del hogar y coronavirus

Si la limpieza en casa es importante cuando hay un bebé o un niño en casa, desde la aparición de la crisis del coronavirus conviene extremar las medidas de limpieza, higiene y desinfección. Una limpieza a fondo de la casa; utilizar guantes y mascarillas en la limpieza; lavarnos las manos antes y después de la limpieza con geles desinfectantes; la limpieza profunda de baños y cocinas, por ser las zonas que concentran un mayor número de bacterias; la limpieza de productos textiles en la lavadora como fundas o sábanas; o desinfectar cada día las superficies comunes como pomos de las puertas, interruptores de la luz, teléfonos o mandos a distancia, son sólo algunas de las acciones que debemos tener en cuenta mientras dure esta situación.

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!