Los diferentes tipos de baberos » LetsFamily
embarazo

Los diferentes tipos de baberos

Si bien no sueles necesitarlo con el recién nacido, espera a que tu bebé de pocos meses comience a llevarse todo a la boca. Los baberos, además de prácticos, son muy monos. Aquí te contamos sobre las diferentes clases que hay en el mercado y cuándo utilizar cada uno.

Baberos tradicionales

Este babero es la típica media luna con dos hilos para atarlo del cuello del bebé. Está hecho de algodón o tela tipo toalla, y sirve para las primeras babitas del niño. Sus tamaños varían, aunque te conviene elegirlo de manera que cubra bien el pecho del bebé para evitar que coja frío si se humedece su ropita con las babas. También sirven para secar su boquita después de beber la leche. Recuerda cambiarlo con frecuencia y lavarlo muy bien para evitar la proliferación de bacterias.

Baberos bandana

La versión moderna de los baberos tradicionales, estos vienen en forma de triangulito y en lugar de tiras al cuello vienen con clips (a veces, permiten más de una posición para adaptarse al crecimiento del bebé). Los baberos bandana son muy majos pero no demasiado prácticos. Vamos, que apenas cubren el cuello del bebé.

Baberos para comer

Cuando tu bebé tiene seis meses o más, y comienza con la incorporación de sólidos con tu ayuda, los baberos más prácticos son aquellos hechos de silicona o neopreno, que en general tienen un bolsillo para recoger los alimentos que se derraman y así evitar que se arruine su ropa de bebé. Por sus materiales plásticos son muy sencillos de limpiar. Ideales para la alimentación complementaria, pero no para las babas ya que no sirven para secar.

Baberos con mangas

Para bebés ya mayorcitos que comienzan a intentar comer solos, nada mejor que los maxi-baberos que se ponen como si fueran una camisa. Tienen mangas, para permitirles mayor libertad de movimientos a la vez que protegen su ropita.

Baberos poncho

Son los más grandes que puedes conseguir en el mercado, y más que un simple babero son delantales. Se calzan por encima de la cabeza y protegen toda la ropa del bebé. Además de para comer, sirven para cuando tu niño pequeño comienza a pintar con sus deditos, jugar con masa u otras actividades que ensucian.

Sea cual sea el modelo de babero que elijas para la etapa de desarrollo de tu bebé, recuerda verificar que esté hecho con materiales aprobados y que no ajuste demasiado el cuello del niño.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: