Los mejores juguetes para bebés de menos de un año » LetsFamily
embarazo
Los primeros juguetes del bebé

Los mejores juguetes para bebés de menos de un año

Durante los primeros meses de vida, los bebés tienen todo un mundo por descubrir. Aprenden a sonreír, mirar, coger, chupar, morder…  El juego es muy importante para los bebés en el desarrollo de sus destrezas, su desarrollo social y para estimular su creatividad e imaginación. Por eso es fundamental que elijamos para ellos juguetes que estimulen sus habilidades físicas, cognoscitivas y sociales.

Consejos para elegir los mejores juguetes

Hasta que cumplen su primer año les compraremos juegos que le ayuden a desarrollar estas habilidades, como por ejemplo:

  • Juguetes que estimulen el desarrollo físico (gatear, ponerse de pie, andar…)
  • Juguetes que alienten el aprendizaje temprano de  letras, números, formas y colores.
  • Juguetes musicales, con luces,  botones, palancas y discos giratorios.
  • Juguetes para apilar y construir, que le ayuden a distinguir figuras y tamaños.
  • Juguetes con teléfonos que promuevan el desarrollo del lenguaje y estimule la conversación

Por supuesto, hay otros aspectos que deberemos tener en cuenta a la hora de comprar un juguete a nuestro bebé:

  • Que cumpla las normas de seguridad vigentes.
  • Que no sean sexistas, racistas ni violentos.

Recuerda que los buenos juguetes deben ser seguros, duraderos y atractivos para nuestros pequeños.

Los mejores juguetes para bebés de 0-6 meses:

  • Sonajeros de colores vivos
  • Móviles para la cuna
  • Mordedores y anillas para agarrar y morder
  • Mantas de actividades
  • Libros de tela
  • Muñecos blandos de goma o de tela

Los mejores juguetes para bebés de 6-12 meses:

  • Cubos y bloques de colores para apilar
  • Correpasillos, triciclos, juguetes con ruedas
  • Juguetes musicales
  • Pelotas
  • Cuentos con diferentes texturas

Por último hay tener en cuenta que tampoco deberemos excedernos haciendo regalos a nuestros pequeños. No les ayudaremos comprándoles todo lo que piden. La excesiva cantidad de juguetes puede provocar actitudes de capricho, aburrimiento y falta de interés.