Los portabebés más fresquitos para el verano

Comentar: (0)

Compartir:

portabebes-para-verano

Llevar al bebé bien cerquita tiene incontables beneficios para él y es comodísimo para nosotros sobre todo en verano, ya que podemos hasta prescindir del cochecito en nuestro viajes. Sin embargo, a muchos papás les preocupa que el bebé pase demasiado calor.

Tomando las debidas precauciones, como proteger su cabeza del sol, y eligiendo el portabebés adecuado, se puede portear perfectamente al peque tanto en invierno como en verano.

¿Cuál elegir?

  • Bandolera de anillas: Es fácil de ajustar y solo tiene una capa de tela entre el bebé y el porteador. Eso, unido a que la posición por excelencia es al costado (menos contacto cuerpo-cuerpo) convierte a la bandolera de anillas en el portabebés estrella del verano. Elegir un tejido natural y transpirable como el bambú, el cáñamo o el lino hará que nuestro peque vaya la mar de cómodo y fresquito.
  • Portabebés de agua: Están hechos del mismo material que los bañadores y son perfectos para los primeros chapuzones con nuestro peque (o para tener las manos libres si tenemos que cuidar de más niños). La pega es que no se trata de un material especialmente transpirable y puede dar calor si lo usamos fuera del agua. Además, no ofrece tanta sujeción como otros sistemas.
  • Los mei tais combinan la adaptabilidad de los fulares con la comodidad de las mochilas y, si elegimos uno fabricado con tela ligera, se convierte en el complemento perfecto para nuestro bebé en verano. Hay que tener en cuenta que se recomienda su uso para bebés a partir de seis meses, porque no ofrece suficiente sujeción en los costados para los más pequeños.
  • Mochilas ergonómicas: Casi todas las marcas están sacando la versión veraniega de sus modelos más vendidos. Tejidos más ligeros y acolchados más delgados aseguran un porteo seguro y fresquito sin perder comodidad.
  • Ayudabrazos: Se usan con bebés mayorcitos y consisten en un asiento, normalmente de redecilla, que se suele llevar cruzado y apoyado en el hombro contrario. Solo nos dejan una mano libre, pero son ideales para los peques en esa etapa de sube-baja (quiero explorar, pero también bracitos) y perfectos para llevar como portabebés de emergencia porque caben en un bolsillo.

Consejos para portear en verano

  • El portabebés cuenta como una capa más tanto como para el bebé como para el porteador, así que es importante llevar ropa ligera.
  • No es conveniente que el bebé esté piel con piel con nosotros por un exceso de sudoración que podría provocar que le salieran granitos o alguna irritación. Podemos arreglarlo colocando una muselina entre su cuerpo y el nuestro.
  • Protegerle del sol: Algunos tipos de portababés como las mochilas pueden tener una especie de toldo que les protege del sol directo. Si no es así, habrá que utilizar cremas, gorros o ropa para proteger las partes descubiertas de los rayos del sol.
  • Hidratarles: Los bebés, cuanto más pequeños sean, no regulan bien la temperatura y son más susceptibles a los golpes de calor. En verano hay que ofrecerles pecho con frecuencia y, si toman biberón, más tomas o agua a partir de los seis meses.
  • Tanto en verano como en invierno, asegúrate de que el portababebés que eliges es ergonómico. Para ello nada mejor que acudir a una consultora especializada en porteo.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados