Lunares, antojos y manchas en la piel del bebé » LetsFamily
embarazo

Lunares, antojos y manchas en la piel del bebé

Es habitual que los recién nacidos presenten manchas de nacimiento en la piel. Existen distintos tipos (planas o protuberantes, con bordes regulares o irregulares y de diferentes colores).  Son marcas que pueden desaparecer con el tiempo, o requerir algún tipo de tratamiento. Conoce a qué se deben estas manchas en la piel del bebé y cuándo debes consultar al pediatra.

Tipos de manchas en la piel del bebé

  • Manchas de nacimiento vasculares: Las más comunes son las máculas (tenues manchas rojas también denominadas besos de ángel que generalmente desaparecen por sí solas cuando el niño cumple su primer año),  los hemangiomas (pueden ser superficiales o profundos, levemente protuberantes y de un color rojo brillante, crecen con gran rapidez durante los primeros meses de vida pero por lo general se encogen y desaparecen entre los 5 y 9 años del niño) y las manchas tipo vino de Oporto (semejantes a una mancha de vino, de cualquier tamaño, tienden a oscurecerse con el tiempo y nunca desaparecen por sí solas).
  • Manchas de nacimiento pigmentadas: Las más habituales son las manchas color café con leche (una sola no representa un problema, sin embargo a veces se multiplican cuando el niño crece y es conveniente realizar una evaluación si tiene varias manchas de más de 0,5 cm), las manchas mongólicas (de color gris azulado, más comunes en pieles oscuras y desaparecen en general sin tratamiento) y los lunares (de color rostado, marrón o negro, planos o protuberantes y pueden contener pelo).

¿Cuándo se debe consultar al pediatra?

Deberás acudir al médico para que evalúe la mancha de nacimiento si sangra, duele, pica o se infecta. Estas manchas también pueden indicar la existencia de una infección (tiña, impétigo, varicela, escarlatina…

El tratamiento de estas marcas varía según el tipo. En general, las manchas de nacimiento pigmentadas no se tratan, salvo los lunares congénitos que a veces se extirpan mediante cirugía. Por otro lado, Para las manchas vasculares la opción más utilizada es el láser, que consiste en aplicar luz concentrada en la manha, de tal manera que la luz es absorbida por la hemoglobina que lleva la sangre de los vasos defectuosos y los destruye.

¿Tu bebé tiene alguna mancha de nacimiento?

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: