Medidas de seguridad para el bebé en la cocina » LetsFamily

Medidas de seguridad para el bebé en la cocina

Hay ciertos lugares del hogar que resultan peligrosos para los más pequeños si no se aplican las medidas de seguridad adecuadas. Es el caso de la cocina, donde es vital tomar las precauciones necesarias para evitar accidentes. Y es que el horno, las placas de vitrocerámica o eléctricas, los objetos cortantes… entrañan graves riesgos para los niños y las niñas. A continuación, te ofrecemos varias recomendaciones para mejorar la seguridad para el bebé en la cocina.

Se estima que entre el 55% y el 60% de los percances que padecen los menores de seis años suceden en el ámbito doméstico. El mismo escenario en el que tienen lugar la mayoría de los accidentes de los adultos. En concreto, el 58%, según los estudios realizados sobre este tema por la Unión Europea, y el grueso de ellos ocurre en la cocina.

Para proteger al niño en la cocina, así como en el resto de estancias de la vivienda, es fundamental colocar tapas de protección en los enchufes. Sobre todo, en aquellos que estén situados más cerca del suelo y a los que los pequeños pueden acceder con facilidad. Otra medida básica es esconder los cables para evitar accidentes eléctricos. Las regletas y cubiertas de seguridad en la pared son idóneas para que el cableado de los electrodomésticos de la cocina no sobresalga.

 

Supervisión

 

En líneas generales, lo más aconsejable es que los bebés no entren en la cocina. Como se trata de algo muy difícil de conseguir, es esencial que siempre haya un adulto presente cuando el niño se encuentre en dicha estancia. En especial, si se está cocinando algo o hay algún electrodoméstico funcionando.

 

Entre las reglas de seguridad para niños en la cocina, podemos destacar que nunca debes coger al bebé en brazos si estás cocinando. Aunque parezca algo obvio, lo cierto es que muchos accidentes se producen por descuidos como éste. Por supuesto, no hay que guardar objetos afilados ni pesados en lugares a los que pueda acceder el pequeño. Asimismo, es importante no dejar este tipo de enseres sobre la encimera, ya que pueden herir a los menores al caer. En este sentido, también es básico que los mangos y las asas de las cacerolas y las sartenes no sobresalgan cuando están en el fuego (es igualmente necesario tapar estos recipientes para que no haya salpicaduras).

 

Una medida de seguridad idónea para los niños es colocar protectores en las esquinas de los muebles de la cocina, de modo que no se lastimen con los salientes. Si vas a utilizar la plancha de la ropa en esta estancia, no dejes el cable a la altura del bebé y asegúrate de que este pequeño electrodoméstico está estable y no tiene riesgo de caer.

 

En definitiva, podemos asegurar que basta con guiarse por el sentido común para impedir los accidentes de los más pequeños de la familia en la cocina.