Porteo: el fular tejido » LetsFamily
embarazo

Porteo: el fular tejido

¿Cómo es el fular tejido?

Al igual que el fular elástico, el fular tejido es un rectángulo de tela, cuyo tamaño puede llegar a los 5 metros de largo o más. Pero, a diferencia del elástico, el tejido viene en distintas tallas, según el tamaño del porteador y del bebé, pero también según la clase de anudados que vayamos a emplear (no es lo mismo portear al frente que a la espalda o a la cadera), la cantidad de capas que queramos utilizar de soporte, etc.

La otra diferencia esencial es el material: vienen en distintas telas, como algodón, cáñamo u otras fibras 100% naturales, es menos caluroso que el fular elástico y por lo general están elaborados con tinturas naturales y seguras para cuando los bebés chupen la tela.

¿Qué ventajas tiene?

Para empezar, son sumamente cómodos, tanto para el bebé como para quien portea. Son en verdad ergonómicos incluso para niños de mucho peso. Y es que, a diferencia del fular elástico, el fular tejido no cede, por lo que no tienes límites respecto al peso del niño, y se lo puede reutilizar con más de un bebé. La versatilidad de estos fulares permite todo tipo de amarres y nudos, con lo que el fular acompaña la evolución de tu bebé: puedes utilizarlo desde el primero hasta el último día de porteo.

Y como la tela es tan, pero tan resistente, ¡muchas mamás lo reutilizan convirtiéndolos en columpios cuando los niños crecen!

Algunas desventajas

La principal contra del fular tejido es que no es tan sencillo de utilizar como los elásticos u otros métodos de porteo. Requiere de mucha práctica hacer bien los nudos, ya que no es fácil colocar y retirar al bebé con el nudo armado. Por eso, posiblemente no sea la opción más cómoda cuando tu bebé comienza a querer bajarse y explorar su entorno con frecuencia. Además, la tela suele ser menos suave que la del fular elástico.

Otra desventaja, en principio, es el coste más elevado de los fulares tejidos, que cuestan entre 70 y 100 euros (casi el triple que un fular elástico). Sin embargo, si consideramos el tiempo de uso que le puedes dar, vale la pena hacer dicha inversión si ya sabes que quieres portear.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: