Preparar la ropa para el bebe que nace en otoño

Comentar: (0)

Compartir:

ropa otoño bebe

Uno de los momentos más especiales del embarazo es preparar su ropita para tenerla lista cuando el bebé nazca. Si tu peque nace en otoño seguramente estarás preguntándote qué ropa comprar o pedir que te regalen. Te ofrecemos una serie de tips para que aciertes seguro.

No hay que abrigarlo demasiado

Las mamás tendemos a abrigar demasiado a nuestros peques. Sí que es verdad que, cuando son recién nacidos, no regulan bien la temperatura, pero basta con ponerles una capa más de la que llevamos nosotros, no es necesario forrarlos como cebollas. Además, abrigar en exceso al bebé puede favorecer la muerte súbita. Hay que tener en cuenta que las primeras semanas el bebé pasará mucho tiempo en casa (sobre todo si eres mamá primeriza y vas a dar el pecho, ya que hasta que se regula la producción el bebé puede pasar muchas horas “enganchado a la teta”). Por lo tanto, no hace falta comprar mucha ropa de abrigo. Es mejor comprar lo mínimo y luego ver lo que vamos necesitando sobre la marcha.

 

Prendas ponibles

Por el mismo motivo que acabamos de comentar, que el peque va a pasar mucho tiempo en casa, merece más la pena comprar prendas ponibles como bodis o pijamas, más que esos conjuntos tan monos para salir a la calle que muchas veces se les quedan pequeños habiéndolos usado apenas un par de veces. Además, hay mucha ropa “interior” que viene con muchos colores y preciosos diseños que te valdrá tanto para estar en casa como para las salidas si es que te gusta un estilo desenfadado.

Los bodis de manga larga combinados con pantalones con pies son una combinación ideal (así no tienes que cambiarlo entero si se mancha o echa una bocanada de leche). Búscalos con broche delantero; así te ahorrarás estar manipulando continuamente la delicada cabecita de tu bebé. Estos son los básicos y necesitarás seis o siete de cada uno (bodis de manga larga, pantalones con pies y bodis enteros con pies o pijamas). Conviene que te hagas con prendas de diferentes grosores para ir cambiando según el día. Por ejemplo, te vendrá bien alguno más abrigadito, tipo terciopelo. No te olvides del gorrito y las manoplas para proteger la cara de tu bebé de arañazos.

 

En la calle

En las salidas a la calle, hay que tener en cuenta el tipo de prendas y la temperatura. Los ositos que cubren al bebé por completo y los sacos de los cochecitos son bastante abrigados. Si además, le hemos puesto al peque varias capas de ropa, un jersey de lana y el plástico del carro, seguramente se estará asando el pobre. Mejor jugar con varias capas que podamos ponerle y quitarle, porque seguramente el tiempo que pasemos en la calle sea menos que el que estemos en el interior o en el coche. Lo que sí es importante es mantenerle protegido de las corrientes de aire y evitarle cambios bruscos de temperatura.     

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies