Primavera: de excursión con el bebé » LetsFamily
embarazo

Primavera: de excursión con el bebé

El contacto con la naturaleza y las actividades al aire libre son una forma fantástica de pasar el tiempo libre en familia y de estimular al bebé. Solo tenemos que adaptar la jornada a las necesidades del más pequeño de la casa. ¿Cómo lo hacemos?

 

Elegir bien el destino

Lo más recomendable para empezar a ir al campo con los niños es buscar al principio destinos cercanos: un lugar que no nos obligue a hacer largos trayectos en coche para llegar, o estaremos cansados antes de empezar, y que nos permita una retirada a tiempo si el bebé está cansado o muy incómodo.

Las rutas también deben ser cortas –no más de dos horas- y por un terreno sin excesiva pendiente. Ten en cuenta que, además de llevar al bebé, vas a añadir a tu equipaje comida, pañales, ropita de cambio, protector solar, más agua que de costumbre…

 

Transportar al bebé

Tenéis dos posibilidades: o portearlo en una mochila, o ir con el carrito. Cuando el bebé es muy pequeño la mochila delantera es la mejor opción: el bebé va protegido, pegado a nuestro cuerpo, y lo vemos en todo momento. A partir de los 5- 6 meses, cuando ya sujeta bien el cuello, podemos llevarlo ya cargado a la espalda, en la mochila o en un portabebés.

Otra posibilidad es ir con la silla del bebé. Resulta más práctico si el niño pesa ya mucho y, por supuesto, si no estamos familiarizados con las rutas de montaña. En las oficinas de turismo disponen de información sobre rutas y sendas aptas para ir con carrito. También hay cada vez más clubes de senderismo para familias en los que os podéis informar y apuntaros a una ruta con otras familias.

 

Seguridad ante todo

Es importante llevar todo lo que pueda necesitar el bebé, sin olvidar que vamos a tener que cargar con ello. Como tampoco vamos a irnos muy lejos, podemos dejar algunas cosas en el maletero del coche y volver a por ellas si es necesario.

Recuerda que la piel del bebé es extremadamente delicada: antes de los 6 meses no conviene aplicarle protectores solares y se desaconseja la exposición directa al sol. A partir de ese momento sí es importante ponerle protección solar con un factor alto y resistente al agua y al sudor, y renovar la aplicación cada dos horas. Además, desde el primer momento debe llevar la cabeza tapada con un gorro o un pañuelo.

Como medida de seguridad importante, no te olvides de llevar el móvil bien cargado y una batería de repuesto por si acaso. Avisa de a dónde vais a tus padres, a tus hermanos o a unos amigos. Y lleva contigo un pequeño botiquín.

 

La comida del bebé en una ruta campestre

Si el bebé ha empezado ya con la alimentación complementaria, es preferible llevar un potito que un puré casero, porque es más fácil que este último fermente con el calor y se estropee. Algo de fruta, cereales (pan o galletas, si ya los come), un pequeño bocadillo… Si toma leche de fórmula, hay que contar con alguna dosis extra por si acaso y el agua.

Y, muy importante: ofrece agua o el pecho al bebé con frecuencia, aunque no te lo pida, para evitar el riesgo de deshidratación.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: