Problemas de hipoglucemia en bebés prematuros » LetsFamily
embarazo

Problemas de hipoglucemia en bebés prematuros

Son varias las razones que pueden causar una caída de los niveles de glucosa. Se origina este desarreglo si el alimento que recibe el niño es insuficiente, al igual que en el caso de que su cuerpo consuma más glucosa de la que ingiere o produce. También se genera un bajón de glucosa si el pequeño registra unos niveles muy altos de insulina en la sangre. Según los especialistas, uno de cada mil recién nacidos sufre un problema de este tipo. Además de los bebés prematuros, los hijos de madres diabéticas o con hipotiroidismo suelen experimentar más complicaciones en este sentido.

Indicios de hipoglucemia en bebés prematuros

En determinados casos, la hipoglucemia en bebés prematuros no provoca síntomas, sino que se diagnostica mediante un análisis de sangre. No obstante, la mayoría de las veces suele presentar indicios claros: palidez en la piel, convulsiones, desgana en el niño, desarreglos digestivos, bajada de la temperatura…

La Organización Mundial de la Salud aconseja iniciar un tratamiento con la máxima rapidez posible, ya que la hipoglucemia en los bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación puede derivar en malnutrición, daños cerebrales severos y, en los peores escenarios, en la muerte. Para intentar paliar esta situación, la OMS aconseja proporcionar glucosa o sacarosa al pequeño si puede beber.

Cómo tratar esta enfermedad

No existe una forma de prevenir esta dolencia, por lo que especialistas como los de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chicago aconsejan acudir al médico de manera inmediata. El tratamiento se prescribirá en función del historial y el estado de salud del niño, así como del grado de hipoglucemia que presente, entre otros factores.

El remedio puede abarcar desde la administración de una fuente de glucosa (por ejemplo, mediante la leche) de efecto rápido al tratamiento por vía intravenosa. Aunque los indicios que muestra el bebé mejoren, es esencial que permanezca vigilado durante el tiempo que crea conveniente el especialista.