¿Qué clase de gateador es tu hijo?

Comentar: (0)

Compartir:

Gatear no es imprescindible para que tu bebé eche a andar: algunos niños lo hacen –en torno al 82%– y otros no. Pero alrededor de los ocho meses muchos bebés se lanzan a desplazarse de esta manera. La forma en que lo hacen dice mucho de ellos.

Cuando pensamos en un bebé gateando nos viene a la cabeza la típica imagen de un niño moviéndose a toda velocidad sobre sus manitas y sus rodillas, pero lo cierto es que hay un montón de modalidades de gateo.

Lo importante, más que cómo lo haga, es que tenga ganas de moverse de forma autónoma, de lanzarse a alcanzar su juguete o llegar un poco más allá. Gatear es un hito importante en el desarrollo del bebé porque le permite desarrollar su tono muscular y su coordinación y le prepara para echar a andar.

Estimula a tu bebé para que se lance a gatear: déjalo en el suelo con frecuencia, sobre su mantita de actividades o en la alfombra, y ponle un juguete cerca, pero no tanto como para que pueda agarrarlo sin moverse. Siéntate con tu hijo en el suelo y llámale para que acuda a donde tú estás. Cuando empiece a desplazarse, disfrutará con todas las versiones que seas capaz de inventarte del juego del pilla-pilla.

Aquí va una selección de los principales estilos de gateo de los bebés:

 

Sobre la tripita

Es el sistema con el que empiezan a gatear muchos niños. Toman impulso con los brazos y arrastran el resto del cuerpo sobre la barriga. Lo habitual es que se desplacen hacia delante, pero algunos niños lo hacen hacia atrás y, aunque es más inusual, es completamente normal.

Con este sistema el bebé va fortaleciendo sus músculos. No subestimes la capacidad de tu peque de avanzar sobre su barriga: te sorprenderá lo lejos que es capaz de llegar moviéndose como un marine de maniobras.

Gateo clásico: sobre manos y rodillas

Es la posición que llamamos "a gatas". Una vez ha desarrollado suficientemente sus músculos, el bebé es capaz de elevar el tronco y sostenerse sobre sus manos y sus rodillas, un importasnte hito en su desarrollo. Para avanzar va cruzando la marcha, es decir, cuando mueve hacia delante la mano izquierda, hace lo mismo con la rodilla derecha, y al revés. Así se prepara para el patrón de la marcha y ejercita los músculos de espalda, glúteos, abdominales y piernas.


Gatear sentado

El bebé se arrastra sobre el culete, protegido por el pañal, dejando una pierna estirada y flexionando la otra. Suele apoyarse ligeramente en las manos, así que avanza dando "saltitos". Para hacerlo necesita un buen tono muscular en la espalda, y esta manera de moverse le permite trabajar la musculatura de piernas y barriga.

Estilo peonza


Con la barriga apoyada en el suelo, el bebé hace palanca sobre la tripa y desplaza los brazos hacia un lado y después las piernas. El resultado es una trayectoria circular con la que, es cierto, no puede llegar muy lejos. En muchos casos es un estadio inicial del gateo, se da cuando el bebé empieza a tener interés en desplazarse.

La serpiente


Es poco habitual, perro se da. El bebé describe pequeñas eses al arrastrarse sobre el suelo, utilizando la barriguita, los hombros y la pelvis. Parece que se mueve como una serpiente.

Croqueta


El niño empieza gira sobre sí mismo ayudándose con las piernas y los brazos. También es un estadio temprano de gateo.

El oso

El niño se apoya en las palmas de las manos y en los pies, no en las rodillas. Es un estilo tardío (se da cerca del primer cumpleaños) y da mucha seguridad a los peques para lanzarse a andar.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados