¿Qué son y para que se usan las muselinas para el bebé? » LetsFamily
embarazo

¿Qué son y para que se usan las muselinas para el bebé?

 

Se trata de una tela bastante fina y transpirable que fue inventada en Bangladesh hace varios siglos. Están confeccionadas en hilo de algodón, son telas elásticas, lo que las hace ideales para el arrullo de nuestro bebé.

Arrullar a los bebés es algo que se lleva haciendo desde el inicio de los tiempos y esa “tradición” atemporal se ha visto reforzada gracias a las conclusiones de los expertos, quienes explican que envolver a los bebés hace que éstos tengan un sueño más plácido. También se previenen los movimientos espontáneos o que se despierten continuamente durante la noche.

¿Para qué se utilizan las muselinas de bebé?

Las muselinas ofrecen un gran número de usos diferentes, pero los bebés lo agradecen muchísimo, porque les recuerda la época en la que sus orígenes se remontan al útero materno.

Asimismo sirven para utilizarlos como soporte o cambiador improvisado. Seguro que en más de una ocasión habréis necesitado tumbar al bebé en alguna superficie pero puede que esta no estuviese demasiado limpia. En este caso la muselina nos permitirá mantener siempre limpio al bebé.

También sirven para envolverlos y que puedan dormir cómodamente mientras los llevamos en brazos. Además, el hecho de que estén envueltos, no quiere decir que vayan incómodos, sino todo lo contrario.

En un viaje en coche servirá para proteger a los bebés del aire acondicionado. Además pesan y ocupan muy poco, con lo que podremos llevarlas en cualquier lugar, incluso en el bolso. Además también pueden ser utilizadas para evitar que los bebés nos manchen cuando devuelvan y los tengamos en brazos.

Otro de los usos de las muselinas para bebés es protegerlos del sol cuando los llevemos en su sillita de ruedas, pera limpiar la piel del bebé o como toalla para después del baño, como protector para el cambio de pañal, como sábana bajera, para proteger a la mamá cuando da el pecho o incluso como manta para el suelo.

Ahora que ya sabes lo que son las muselinas para el bebé y para qué se usan, seguro que si tienes un bebé no tardarás en hacerte con una y aprovecharte de todas las ventajas que ofrecen.