Quitar el pañal | Qué señales indican que se puede quitar » LetsFamily
quitar el panal

Quitar el pañal: el pañal no se quita, el pañal se deja

 

Uno de los temas que más preocupan a los padres es el de cuando quitar el pañal al bebé. Pero ¿hay un momento concreto para quitar el pañal? ¿Cuál es el papel de los padres a la hora de que el niño deje el pañal? A continuación, te hablaré sobre este tema.

 

“Nunca pensé que aplaudiría a alguien por hacer caca. Y hasta le haría la ola”  Palabrita de MalasMadres

 

Antes de comenzar a hablar sobre el pañal, me gustaría preséntame: Me llamo Ana, soy maestra, casi psicóloga, experta en Crianza Respetuosa, pero lo más importante en mi vida, soy mamá.

Mamá de un niño de tres años, mamá que ha sufrido mucho la presión por el dichoso pañal, mamá que ha tenido que escuchar comparaciones y humillaciones hacia su pequeño por llevar pañal, mamá que se ha agobiado, pero que al final, cuando más relajada estaba, su hijo le ha vuelto a enseñar que lo más importante es observar y respetar.

Vivimos en un mundo adulto donde los niños son muy poco respetados, donde son comparados y etiquetados, donde a los padres les encanta engrandecerse con los logros de sus pequeños y eso, a la larga, pasa factura a estos niños.

Mi pequeño no quería ni por asomo dejar el pañal. Con casi tres años no tenía ninguna intención de hacerlo y no, por ello no era un bebé o era menos que otro niño, pero ¿Cuántas veces he tenido que escuchar ese “Todavía”?

Hoy os quiero hablar de ese momento de dejar o quitar el pañal, ese momento perfecto elegido por vuestros pequeños, no el momento en el que nosotros como adultos pensamos que es el idóneo.

Hoy os quiero hablar de lo más respetuoso para vuestros niños para este proceso, sin forzar, respetando, observando y acompañando.

 

¿Hay algún momento que indique que hay que quitar el pañal?

El control de esfínteres se debe realizar de forma fisiológica y de forma libre por parte del pequeño. La edad de esta retirada va desde los 2 hasta los 7 años. Es en esta etapa donde su cerebro tiene la suficiente madurez como para realizar este control. Unos niños lo dejarán antes y otros más tarde, no pasa nada, solo debemos respetar sus ritmos y su maduración cerebral.

La llamada “Operación Pañal” es totalmente un invento adulto, no existe ninguna operación; cuando el niño desea dejar el pañal lo expresa, nosotros debemos estar atentos a esas expresiones y a estas señales, debemos tener una observación de su comportamiento, pero nunca obligarle.

La retirada del pañal no es progresiva, sino que se debe hacer de forma diurna y nocturna. Muchos niños tienen problemas con el control de esfínteres nocturno, a causa de poner en práctica esta “Operación Pañal”. La retirada se realizó de forma incorrecta, sin respetar los ritmos y sin acompañamiento emocional, por eso el cerebro piensa que “por las noches puede dejarse llevar”

No puede ser que por el día se lo quitemos porque molesta a los profesores, pero por la noche se lo ponemos para que los padres estén tranquilos. Esto arrastra problemas de no control por las noches, problemas de estreñimiento, incluso de fobia a sus propios fluidos o infecciones recurrentes de orina, ya que se fuerza un proceso en un momento que no es el indicado.

 

Señales que indican que el niño está preparado para quitar el pañal

Estas son algunas señales que nos indican que el niño ya está preparado para que se le pueda quitar el pañal:

  • Cuando indica que le molesta el pañal
  • Cuando indica que quiere ir al baño
  • El niño verbaliza que se ha hecho pis o caca
  • Se resiste a los cambios de pañal
  • El pañal está seco durante intervalos de dos y tres horas
  • Se interesa cuando otros van a baño
  • Amanece con el pañal seco
  • Cuando después de 3 días y 3 noches sin pañal, ha tenido 3 escapes como máximo

Es importante crear una rutina para la retirada del pañal, observar esas horas que el pañal está seco y así poder adelantarnos a su pis y su caca ofreciéndole amablemente ir al baño. Este ofrecimiento amable no debe ser una imposición, debemos cogerle de la mano, con palabras suaves y haciendo una invitación, no una imposición.

 

El papel de los padres en la retirada del pañal

La confianza en el niño es algo vital. No debemos regañar, etiquetar y mucho menos dejarle mojado o sucio. No pasa nada si se vuelve para atrás. Si se produce un retroceso debemos acompañar y apoyar emocionalmente al pequeño, pero insisto, nunca regañar, comparar y mucho menos etiquetarle como “eres un bebé” o “ya eres mayor”.

Nuestro acompañamiento debe ser tranquilo, sin gritos y sin enfados, entendiendo que esto es un proceso donde se avanza, pero también se retrocede. Debemos respetar al niño en todo momento, no tener prisa, no acelerar este proceso y, además, debemos alegrarnos por sus logros, pero no hace falta montar un gran jolgorio por ello. Si hacemos excesivas alabanzas o excesivos aspavientos, el niño se olvidará de su propio logro para centrarse en nuestra alegría. Los premios tampoco son recomendables, ellos deben aprender a hacer pis y caca sin esperar una recompensa a cambio, ya que cuando no lo hagan no van a recibir nada y eso puede crear un conflicto dentro del niño.

Hay que recordar que esta retirada de pañal es algo natural y madurativo, cuanto más natural se lo hagamos nosotros al niño, mejor resultado dará. Vamos a olvidar los enfados y a centrarnos en su etapa madurativa y en su acompañamiento emocional.

Parecen demasiadas cosas, parece un proceso complicado, pero no lo es si verdaderamente respetamos los ritmos y la maduración del pequeño.

Como os dije al principio, soy mamá de un niño de tres años y fue una semana antes de su tercer cumpleaños cuando me expresó que quería dejar el pañal. En menos de cuatro semanas lo ha dejado sin problema, sin trauma, sin obligaciones, de día y de noche, con calma, con acompañamiento, con alegría. Solo necesitaba estar preparado y que yo también estuviera presente en este proceso.

Ánimo familias, sé de primera mano que este es un tema que agobia mucho y más con la etapa del cole a la vuelta de la esquina, pero con paciencia y respeto se consigue.

¡Gracias Familias! Y ¡Feliz Crianza!

 

Artículo escrito por:

Ana Torres Rojo, experta en crianza respetuosa y directora de la web Mami me mima

mami me mima