Remedios caseros para aliviar la salida de los dientes del bebé

letsfamily -
07/06/2022 - Tiempo de lectura 3 mins
aliviar el dolor de dientes bebé

Este artículo trata de:

Dolor dientes bebés
Remedios caseros

Uno de los momentos más dolorosos en el proceso de crecimiento del bebé es durante la salida de los primeros dientes. Se trata de una época en la que el pequeño va a tener un carácter irritable causado por la incomodidad del proceso. Por ello, os ofrecemos una serie de remedios para el dolor de dientes en los bebés y para hacer el proceso de la salida de los dientes del bebé más llevadero.

Remedios caseros para el dolor de dientes en los bebés

Para intentar aliviar ese momento incómodo para el bebé que supone la salida de los primeros dientes podemos poner en práctica algunos remedios caseros.

Aplicar frío

La sensación de frío tiene un efecto anestésico sobre la encía y alivia el dolor. Si el pequeño ya tiene más de seis meses, un remedio para el dolor de dientes del bebé es ofrecerle fruta fría para que la vaya mordisqueando y, si nos da miedo que se atragante, utilizar un mordedor de malla. También existen mordedores que podemos meter en la nevera (pero no en el congelador porque podría dañarse la encía) o mojar una toalla pequeña o trapito y después enfriarlo en la nevera (o meterlo unos minutos en el congelador) y dárselo para que lo muerda.

Polos de leche

Una idea original y perfecta para vuestro bebé si ha empezado con la dentición antes de cumplir los seis meses. Se trata de congelar leche materna extraída o de fórmula en un molde para helados. En unas horas tenéis un nutritivo mordedor casero que aliviará al bebé. ¡Dos en uno!

Un masaje en las encías

Cuando nos damos un golpe, siempre tendemos a presionar el lugar del cuerpo que ha sido afectado, ¿verdad? En este caso se puede hacer lo mismo. Ejerciendo una leve presión en la encía con el dedo (limpio, claro está) o con una gasa, estaremos dando un masaje anti-dolor para el bebé.

Collares de lactancia

Son unos complementos especiales que se usan para que el bebé se entretenga tocándolos mientras mama. Se usan para bebés inquietos, a los que les cuesta trabajo relajarse y hacer una toma tranquila, pero aquí pueden tener una doble finalidad: usarse como mordedores, ya que los materiales de los que suelen estar hechos (tela y silicona) son muy adecuados para mordisquearlos.

Cuidado con los geles de farmacia

Aunque la tentación sea grande, es mejor no recurrir a medicamentos para aliviar el dolor. Muchos de los geles dirigidos a los problemas de dentición contienen un anestésico local llamado benzocaína que, en menores de dos años, puede provocar una rara pero grave enfermedad llamada metahemoglobinemia, un trastorno en el cual la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce significativamente y que, en los casos más graves, puede causar la muerte.

El mejor remedio: mucho amor

Todos los trucos mencionados están muy bien. Pero, sin duda, uno de los mejores remedios para el dolor de dientes en los bebés y lo que más va a aliviar a los más pequeños es que los cojáis en brazos y les miméis como mejor sabéis. Y sobre todo que no perdamos la paciencia porque estén más irritables de la cuenta.

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos