Remedios caseros para reducir la fiebre en los bebés » LetsFamily
embarazo

Remedios caseros para reducir la fiebre en los bebés

Los padres suelen asustarse fácilmente cuando la temperatura de sus bebés aumenta. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es llevarlos al pediatra para que pueda diagnosticar qué es lo que está causando la fiebre y cómo tratarla.

La fiebre suele indicar que el cuerpo está luchando frente a una posible infección, enfermedad o reacción a una vacuna. Es un síntoma, no una enfermedad. Se considera normal una temperatura de hasta 37,6°. Si la temperatura de tu pequeño supera los 38°se trata de verdadera fiebre.

Antes de recurrir a los medicamentos o salir corriendo a urgencias, podemos intentar bajar la fiebre con algunos remedios caseros:

  • Bañar al bebé o al niño en agua tibia: También podemos mojar el cuerpo del pequeño con una esponja. Hay que evitar que el agua esté muy fría o demasiado caliente.
  • Mantenerlo en un ambiente fresco: Con poca ropa, en una habitación correctamente ventilada y alejado de fuentes de calor como los radiadores.
  • Aplicar compresas frías: Mojar un paño o pequeña toalla en agua fría y aplicarla en zonas como la frente o la nuca.
  • Ofrecerle muchos líquidos: Pequeñas cantidades de agua, zumo, caldo o leche sin forzarle a comer o beber. Y en el caso de los bebés, suero oral o leche (materna o artificial).
  • Preparar una infusión de girasol: Se utilizan los pétalos secos de la flor de girasol para hacer una infusión. Dejar reposar 10 minutos en agua hirviendo, filtrar la mezcla y endulzar con un poco de azúcar o miel. El pequeño deberá tomar un par de cucharadas cada 8 horas.

¿Cuándo debo llevar al bebé a urgencias?

  • Si la fiebre persiste después de 48-72 horas
  • Si la temperatura de la criatura supera los 40°
  • Si el niño respira con dificultad, sufre vómitos, convulsiones febriles o erupciones en la piel
  • Si el bebé tiene menos de tres meses
  • Si padece alguna enfermedad crónica grave