Resfriados en los bebés » LetsFamily

Resfriados en los bebés

Los procesos gripales son seguramente la enfermedad infantil más común. En niños pequeños la causa de esta enfermedad suelen ser los virus, sin que esto suponga que el niño esté bajo de defensas. Los niños enferman con mayor frecuencia después del destete, debido a que les faltan los anticuerpos de la madre. En su mayoría estas infecciones afectan a las membranas de las vías respiratorias altas y se manifiestan con dolor de garganta, catarro, tos y ronquera, y según el niño, también con fiebre.

También son frecuentes las infecciones víricas del tracto gastro-intestinal, que se manifiestan con vómitos, diarrea, dolor de tripa y fiebre. Debido a la pérdida de líquidos, se puede llegar a una situación peligrosa como la deshidratación.

La mejor forma de reacción ante una situación de urgencia, la puedes conocer aquí.

Los resfriados aparecen cuando los gérmenes patógenos (en su mayoría virus), debido a la hipotermia o a corrientes de aire, atacan las membranas dando lugar a una inflamación. Hablamos de gripe cuando la sintomatología surge por una infección directa de los llamados virus gripales, la mayoría de las veces, dentro de un marco epidémico.

El tratamiento para esta infección de las vías altas, suele ser un remedio casero, o sea, compresas en la garganta y pecho, humedecer las mucosas (vapores o gotas de suero fisiológico) y antitusivos. En caso de que la manifestación de la enfermedad sea de mayor grado, es necesaria la intervención médica. Por regla general, cuanto más pequeño es el niño, antes hay que ir al médico.