Sexo después del parto

Comentar: (0)

Compartir:

¿Todo sigue igual en la cama después del embarazo? ¿O el sexo es diferente tras ser mamá? Sexólogos y ginecólogos coinciden en sus respuestas: “no” a la primera pregunta; “sí” a la segunda. Aunque el cuerpo de cada mujer evoluciona de una manera diferente tras dar a luz, la mayoría de las recién estrenadas mamás tardará un tiempo en recuperar la vida sexual, al menos el mismo que lo que se prolongue su recuperación física. No podemos olvidar que el cuerpo ha pasado por una experiencia de la que tardará unas cinco o seis semanas en recuperarse, ya que el útero tiene que volver a su tamaño y la vagina debe reponerse, además de que durante esas primeras semanas aún están presentes los loquios y si ha habido episiotomía todavía tiene que cicatrizar la herida. De hecho, los ginecólogos recomiendan evitar el coito en el postparto durante la llamada cuarentena, entre otras razones porque puede haber heridas en el canal del parto susceptibles de infectarse.

La situación cambia para las mamás que han dado a luz por cesárea, pero por lo general ellas tampoco recuperan la actividad sexual hasta pasadas al menos seis semanas. El estrés de los primeros días, hasta que nos adaptamos a los ritmos del bebé, unido al agotamiento y a las preocupaciones habituales de cualquier mamá reciente no dejan mucho espacio a la libido. Hace unas semanas se publicaba un estudio realizado en Australia a más de 1.500 madres a las que se realizó un seguimiento a los 3, 6 y 12 meses tras el parto. La investigación mostró que el 89% de ellas describía problemas de salud sexual en los tres primeros meses, pero además el 51% continuaba sin deseo al año.

Esta última es una de las realidades que menos se aborda: un gran procentaje de mujeres sigue sin tener relaciones sexuales una vez que su cuerpo se ha recuperado. La sequedad vaginal es uno de los obstáculos más frecuentes, por lo que los especialistas recomiendan utilizar lubricante para evitarlo. En los primeros encuentros sexuales tras el parto, una postura en que sea la mujer quien controle el grado de penetracion, de forma que pueda detectar más rápidamente posibles molestias, es buena idea.

Otra razón para evitar el sexo es el factor hormonal, que impide que surja el deseo. Tras el parto aumenta la hormona que favorece la lactancia, la prolactina, y disminuyen los estrógenos, lo que afecta al deseo sexual. ¿Qué hacer en esos casos? Los sexólogos recomiendan dedicar al menos un tiempo al día a disfrutar solo de la pareja, aunque no haya sexo, recordando que las muestras de cariño sin exigencias eróticas son fundamentales. 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (2 votes)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies