Su amigo el chupete, ¿por qué lo adora tanto? » LetsFamily
embarazo

Su amigo el chupete, ¿por qué lo adora tanto?

Según los especialistas, el bebé tiene necesidad de succión desde que nace, y ese instinto natural se sacia no solo alimentándose del pecho de mamá o del biberón sino también con un chupete. En esa succión encuentra consuelo y relax, y de tal forma que cuando se acostumbra a ello no resulta nada fácil conseguir que se olvide del chupete. Por eso evoluciona con él, adaptándose a su crecimiento, lo que significa que hay distintos tipos para cada edad. Y el bebé sabe perfectamente cuál es el que le gusta: si no le resulta cómodo, no vacilará en desecharlo.

 

El chupete perfecto

El diseño estético del chupete o su color no es lo único que cambia de un chupete a otro. Por eso, para elegir el más adecuado debemos tener claro lo que queremos. El material de la tetina -látex o silicona- será una de las primeras decisiones a tomar. La tetina de látex es más blanda y flexible, lo que hace que se parezca más al pecho materno. Sin embargo, al ser un material natural, puede deformarse con más facilidad, por lo que se recomienda cambiar el chupete cada dos meses como mucho. Por el contrario, la tetina de silicona es más rígida y se desgasta menos pero resiste peor los mordiscos del bebé, razón por la que se recomienda antes de que empiecen a salirle los dientes.

Por lo demás, todos los chupetes deben cumplir determinadas características recogidas en la normartiva europea, que  señala que deben seguir los siguientes puntos:

 

  • La base del chupete debe tener al menos dos orificios de ventilación con un mínimo de 4 milímetros de diámetro.

 

  • Esa misma base debe tener bordes redondeados o protegidos para evitar cortes.

 

  • No puede contener piezas que se puedan desmontar. Así se evita que el niño trague sin querer algún elemento.

 

  • La tetina debe ser de un material flexible y medir como  máximo 30 milímetros.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: