Su primer corte de pelo

Comentar: (0)

Compartir:

Bebés: Su primer corte de pelo

Una de las dudas frecuentes entre los padres es cuándo comenzar a cortar el pelo del bebé. ¿A los pocos meses de nacer, para igualarlo o quitar pequeñas calvas? ¿Al año, cuando ya se puede mantener sentado solito y es más fácil que se mantenga en esa postura? ¿Al año y medio? 

La respuesta de los pediatras es que no hay un tiempo determinado. Se puede hacer cuando se quiera, porque en realidad es solo una cuestión de estética que no afecta al desarrollo del niño o la niña. Ni el pelo crecerá más fuerte si se corta pronto ni el hecho de no cortarlo hasta los dos años influye en que lo tenga más fino. 

De hecho, el pelo del bebé se va cayendo durante sus primeros meses de vida, así que no es el definitivo. Lo sustituirá otro más fuerte. Y en caso de que el bebé haya sido prematuro, lo más probable es que no tenga o tenga muy poco, lo que tampoco tiene importancia porque con el tiempo le crecerá. Por lo general, su pelo definitivo no saldrá hasta los cinco o seis meses, y por esa razón muchos padres no lo cortan antes de esa edad a no ser que le haya crecido mucho y le moleste en los ojos. En cualquier caso, es una decisión personal. Hay peluquerías para bebés desde los cero meses en adelante, por lo que es posible cortar el pelo al bebé antes de que le salga el definitivo.

Cómo hacerlo

Una vez tomada la decisión de cuándo cortarle el pelo solo nos queda elegir cómo hacerlo. Si lo hacemos nosotros mismos, una buena opción son las tijeras de punta redondeada para evitar que si mueve la cabeza le podamos hacer daño. Otra posibilidad son las máquinas para cortar el pelo, sin embargo el ruido que hacen suele asustarles, por lo que no siempre será fácil cortárselo con una de esas máquinas. Y también está la opción de la peluquería especializada en bebés y niños, que comienzan a abundar en nuestro país. Cuentan con personal acostumbrado a que sus clientes sean bebés, y si no estamos muy seguros de que podemos hacerlo bien, puede ser buena idea.

En cualquiera de los tres casos, lo importante es elegir bien el momento del día en el que llevar a cabo el corte de pelo. Para que nos resulte más sencillo, es mejor que el niño no tenga hambre en ese momento, de forma que esté más tranquilo, y tampoco sueño, ya que es complicado cortar el pelo si se duerme y baja la cabeza.

La postura en la que recomiendan cortar el pelo es igual que la del adulto, sentado, pero si aún no es capaz de sentarse solito necesitaremos la ayudade otro adulto, que lo sentará sobre sus rodillas y sujetará su cabeza en la dirección que nos facilite el trabajo.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados